Lo que nos traerá la realidad virtual

Lo que nos traerá la realidad virtual

Esta tecnología avanza en campos como la medicina, la educación y hasta el periodismo.

Ya no es solo teoría. La tecnología para engañar a su cerebro y hacerle creer que está al borde de un abismo o caminando por la Luna ya existe. Más aún, ya están ahí afuera los kits para desarrolladores. Superada la ‘cibernáusea’ que por años fue el común denominador de todos los prototipos, y siempre y cuando el precio no sea prohibitivo, cabe preguntarse cuáles serán los usos de la realidad virtual, que, por fin, parece haber llegado para quedarse.

Como en otras ocasiones, los gamers marcarán el camino. De hecho, hay disponibles docenas de títulos de juegos con soporte nativo para Oculus Rift, la firma que lidera el avance del sector y que está vendiendo su kit de desarrollo DK2 por 350 dólares. Muchos son simuladores o se inscriben en géneros como la Aventura en Primera Persona o el survival horror. Si quiere hacerse a una idea, vea el tráiler de Terrorift, espanto al estilo de Resident Evil.

Si, como se espera, iniciativas como esa se masifican, es cosa de tiempo que la tecnología halle otros usos, y ya hay expertos preparándose para ese momento.

Una de las más naturales afectaría a servicios de comunicación como Skype y los movería más hacia ambientes de ‘telepresencia’ en los que sería posible interactuar con personas ubicadas físicamente en cualquier lugar del mundo como si estuvieran en el mismo salón. Por el camino, podría tomar forma una versión virtual de las redes sociales de hoy en donde usted y sus amigos habitan un ‘universo virtual’. No en vano fue Facebook quien adquirió Oculus Rift el marzo pasado.

Otro espacio natural sería la educación. Si entrar a un campo de batalla virtual con jugadores de todo el mundo suena divertido, hacer lo mismo con un salón de estudiantes de muchos países plantea otra clase de alcances, con cursos en los que no sean una barrera las ubicaciones geográficas de profesores o alumnos.

Los primeros ‘pinitos’
No todo son ideas, ya hay experimentos para mostrar. El periodismo comienza a coquetear con los visores de realidad virtual, que permitirían a cronistas y documentalistas no solo relatar sus experiencias, sino llevar a su público a recorrer junto a ellos los senderos del Himalaya o los callejones de la Franja de Gaza.

La cineasta Nonny de la Peña, que escribe ocasionalmente para The New York Times, ya ha hecho varios documentales inmersivos en Siria y en EE. UU., y cree que puede hacer “más duradera” la impresión que provoca en las audiencias.

En medicina, los usos de la realidad virtual probablemente no sean lo que usted imagina. Si bien es cierto que se han hecho pruebas en las que un médico opera de manera remota un brazo robótico mientras ve lo que hace en un visor, están mucho mejor documentados ejercicios como el del Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU., que cree que puede usar escenarios virtuales como parte de terapias contra la ansiedad y el estrés postraumático.

Finalmente, es bastante sencillo imaginar que esta tecnología pueda tener una variedad de usos militares. De hecho, junto a la del entretenimiento, es la industria militar la responsable de los mayores avances de la última década. Las fuerzas armadas de EE. UU. han realizado proyectos piloto de entrenamiento en campos de batalla virtuales que tienen la ventaja de permitir operaciones que lucen reales sin necesidad de arriesgar personal ni equipos, y sin gastar combustible o municiones.

Aún más, han incorporado controles virtuales a los mandos de aeronaves teledirigidas que en la práctica le dan al piloto la posibilidad de ver en ángulos –o incluso en frecuencias– imposibles en condiciones normales (infrarrojo, por ejemplo). Sin embargo, todavía no está cerca el día en que se puedan librar batallas reales mediante controles virtuales.

Hasta para pollos
Uno de los usos más extraños de la realidad virtual es el que propone crear ‘granjas virtuales’ para pollos y, posiblemente, otros animales de consumo humano. Según la tesis, propuesta por Austin Stewart, de la Universidad de Iowa, permitiría criar pollos en cubículos muy pequeños, pero haciéndoles creer que se encuentran en patios abiertos. Las aves, que caminarían sobre bandas y usarían diminutos cascos de realidad virtual sin fin, no se percatarían del engaño por lo que, dice el académico, sería un método de crianza ‘humano’ y muy económico.

Fuente: eltiempo.com

El autor

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

MAGAZINE

Google busca talentos informáticos en Chile

Tweet Google está en busca de jóvenes talentos nacionales en el área de la informática que busquen hacer una práctica o trabajar full time en las oficinas de Mountain View

MAGAZINE

Como cada año la SCD reconoce a sus socios destacados

Tweet Como cada año, la Sociedad Chilena del Derecho de Autor (SCD) reconocerá a sus Socios Beneméritos y este año será el turno de los siguientes músicos: Alejandro Guarello, músico,

MAGAZINE

Prueban detectores de disparos en escuelas de EE.UU.

Tweet NUEVA YORK, Estados Unidos — ¿Qué pasaría si los policías pudieran identificar la localización exacta de una persona disparando en una escuela? Quizás pudiera prevenir tragedias como la de Newtown,