Nueva variante de COVID tendría la capacidad de evadir inmunidad en personas inoculadas

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Una nueva variante de coronavirus, cuyo origen se remonta a Japón, podría ser una nueva causa de preocupación para las autoridades sanitarias. Y es que esta mutación denominada R.1, tendría la capacidad de evadir la inmunidad generada por las vacunas en las personas.

De acuerdo a datos entregados por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), de esta mutación existen más de 10 mil casos confirmados alrededor del mundo, presentando la mayor cantidad de contagiados en Estados Unidos y en Japón.

El último brote fue registrado en una hogar de ancianos en Kentucky (Estados Unidos), lugar donde la mayoría de los residentes ya había recibido las dosis de vacunas. En total, los científicos sostienen que esta variante se encuentra activa en 35 países.

William A. Haseltine, ex académico de la Universidad de Harvard, escribió recientemente una columna en revista Forbes, donde explica las implicancias de esta nueva mutación, la cual sería mucho más resistente y tendría mayor capacidad de propagación.

“La variante contiene cinco mutaciones previamente señaladas en variantes de interés o preocupación, dos de las cuales se encuentran en la proteína Spike. También contiene muchas mutaciones únicas”, explica el científico.

“R.1 comparte un origen común con todas las variantes de interés o preocupación y juntas, estas tres mutaciones caracterizan la primera variante importante que se observó por primera vez a principios de 2020. Ese virus pronto desplazó a casi todos los aislamientos originales de Wuhan. El virus Triad es el padre de todas las variantes preocupantes o de interés, incluidas Alfa, Beta, Gamma, Delta, Lambda y Mu“, agrega Haseltine.

Además, R.1 tiene un conjunto de mutaciones únicas que pueden conferir una ventaja adicional en la transmisión, replicación e inmunosupresión, en relación con las vacunas y tratamientos existentes para combatir el virus.

Según los CDC, R.1. contiene la mutación W152L en una región de la proteína de pico que es el objetivo de los anticuerpos que podrían reducir su efectividad, la que también estuvo presente en una variante menor de la cepa Delta que se detectó en la India.