Nueve encapuchados atacaron al diario Clarín de Argentina con bombas molotov

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Un grupo arrojó entre siete a ocho elementos incendiarios en la entrada del edificio del conglomerado

 

El edificio del Grupo Clarín, el mayor conglomerado periodístico de Argentina, fue atacado en la noche de este lunes con bombas molotov. Tras los hechos no se registraron víctimas ni lesionados, según indicó un comunicado del Grupo Clarín este martes.

«Lamentamos y condenamos este grave hecho que una primera vista aparece como una expresión violenta de intolerancia contra un medio de comunicación y esperamos su urgente esclarecimiento y sanción», dijo el Grupo Clarín en el texto difundido.

Según añadió el diario en su web, un grupo de al menos nueve personas encapuchadas arrojaron entre siete y ocho bombas molotov sobre uno de los ingresos del edificio que es sede del diario y del Grupo Clarín, en el barrio capitalino de Barracas, a las 23:05 hora local.

El edificio estaba cerrado. Los artefactos impactaron sobre la vereda y en la puerta del hall de ingreso al edificio de Clarín, lo que provocó un principio de incendio, según reportó el medio. La dotación de bomberos que llegó al lugar no alcanzó a intervenir porque los focos incendiarios se extinguieron solos.

«No se registraron víctimas ni lesiones personales», destacó el comunicado y agregó que la empresa «hizo la denuncia correspondiente y el juzgado interviniente está analizando videos y realizando demás tareas investigativas».

La investigación del hecho quedó en manos del Juzgado Federal número nueve, a cargo del juez Luis Rodríguez, quien señaló que la causa es una «intimidación pública».

ATENTADO A LA LIBERTAD DE PRENSA

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) difundió un comunicado en el que «condena enérgicamente» el «ataque incendiario» contra la sede del Grupo Clarín.

Adepa señaló que el hecho «es una expresión violenta de intolerancia» contra un grupo de medios de comunicación y configura «un grave ataque a la libertad de expresión» y exigió el «rápido esclarecimiento y la sanción» a sus responsables.

En tanto, el Foro de Periodismo Argentino (Fopea) indicó en un comunicado que «repudia enérgicamente» el «violento ataque».

Fopea advirtió sobre la «gravedad de los hechos ocurridos», que sumó al ataque que en marzo pasado sufrió la redacción del diario Río Negro, y exigió a la Justicia que investigue y condene a los responsables del «flagrante atentado a la libertad de prensa».

REPUDIO DE LA POLITICA

Tanto dirigentes políticos del oficialismo como de la oposición expresaron su repudio al ataque contra el edificio del Grupo Clarín.

«Quiero expresar nuestro repudio al episodio ocurrido frente a la sede del diario Clarín. La violencia siempre altera la convivencia democrática», tuiteó el presidente argentino, Alberto Fernández.

«Esperamos que los hechos se esclarezcan y los autores sean identificados a partir de la investigación que está en curso», agregó el mandatario.

El expresidente argentino entre 2015 a 2019, Mauricio Macri, también repudió la agresión y envió su solidaridad en su cuenta de Twitter, tras señalar que el ataque a Clarín es un «gravísimo intento de amedrentar al medio y a toda la prensa» y que es «un hecho inaceptable que recuerda las prácticas violentas del pasado».

Macri pidió que «el gobierno y la Justicia» aclaren lo sucedido y detengan a los responsables.

Sumado a esto, el ministro de Seguridad de Argentina, Aníbal Fernández, repudió el ataque al Grupo Clarín en su cuenta de Twitter.

«Repudio el ataque» en la sede de la calle Piedras, con bombas molotov, producido el lunes por la noche, donde al menos nueve personas encapuchadas arrojaron explosivos a las oficinas, tuiteó y agregó: «Confío que se identifiquen los autores y se los sancione».