Científicos idean método para “eliminar” células contra el envejecimiento

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Con el tratamiento se podrían llegar a frenar enfermedades relacionadas al envejecimiento, como el Alzheimer.

 

Un equipo de científicos desarrolló un método para eliminar las células senescentes, lo que podría modificar los tratamientos contra el envejecimiento y enfermedades como el Alzheimer.

La senescencia celular es irreversible y se produce cuando cesa el proceso natural de división celular en los tejidos humanos. Según se cree, puede contribuir al desarrollo del envejecimiento y a enfermedades relacionadas.

Los investigadores, liderados por el español Salvador Macip, consideran que es un tratamiento pionero con anticuerpos para eliminar este tipo de células, aunque aún faltan ensayos con voluntarios.

En muestras de laboratorio, al eliminar células senescentes desacelera la degeneración relacionada a la edad, de forma que prolonga la vida. El desafío de los científicos es hallar la forma de realizarlo en seres humanos con éxito y sin efectos colaterales.

Ahora, los investigadores idearon un método para eliminar las acumulaciones de estas células, empleando anticuerpos como «bombas inteligentes» que las reconocen y matan. El estudio se publicó en la revista Scientific Reports.

El doctor Macip indicó que «los senolíticos son una nueva clase de fármacos con gran potencial para mejorar el envejecimiento. Sin embargo, los que hemos encontrado hasta ahora son bastante inespecíficos y, por tanto, pueden tener fuertes efectos secundarios. Por eso hay mucho interés en una segunda generación de fármacos, los senolíticos dirigidos, que deberían eliminar las células senescentes sin afectar al resto”.

Copiando una idea que ya se utiliza en terapias contra el cáncer, ajustamos un anticuerpo para que pudiera reconocer estas células y entregar una carga tóxica específicamente en ellas”, explicó el especialista.

Si los ensayos clínicos en voluntarios humanos llegaran a demostrar su eficacia y seguridad, el tratamiento podría llegar a ser beneficioso para frenar enfermedades relacionadas el envejecimiento.