CChC Copiapó y Seremi de la Mujer impulsan campaña “[email protected] detengamos la violencia contra las mujeres”

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Durante la actividad se entregaron mascarillas con el Fono 1455 impreso, las que serán distribuidas en obras de construcción, peajes de autopistas y aeropuertos, buscando ser un real aporte en mitigar posibles hechos de violencia, impulsando para que se denuncien de manera temprana.

 

 

En el marco del mes de la No violencia contra la mujer, la Comisión de Mujeres de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Copiapó y la Seremi de la Mujer y Equidad de Género lideraron la puesta en marcha de la campaña “[email protected] detengamos la violencia contra las mujeres”, destinada a apoyar a aquellas personas que estén en riesgo de sufrir agresiones, sensibilizando a la población para detener posibles acciones de violencia contra las mujeres en su entorno familiar y/o laboral, contexto en el que se reforzó el llamado a utilizar el Fono Orientación 1455.

La actividad se realizó con trabajadoras y trabajadores de la empresa Lavel, en la que además participaron la Seremi de la Mujer y Equidad de Género, Jessica Gómez, la directora de SernamEG Atacama, Camila Tapia, el Seremi de Trabajo y Previsión Social, Carlos Leal, el presidente de la CChC Copiapó, Guillermo Ramírez, la presidenta de la Comisión de Mujeres del gremio a nivel regional, Claudia Ahumada, la consejera nacional de la Cámara, Diana Vega, y el gerente de Logística y Adquisiciones de Lavel, Cristian Richards.

“Para nosotros como Ministerio es muy importante reforzar en estas fechas la sensibilización y el compromiso de toda la comunidad para erradicar todo tipo de violencia en los hogares, en el ámbito laboral y en espacios públicos, por lo tanto invitamos a todas y todos a sumarse a nuestra campaña, a ser capaces de levantar el teléfono y realizar una denuncia, para finalmente apoyar a una mujer y evitar que sea violentada”, explicó la seremi Jessica Gómez.

Por su parte, Guillermo Ramírez, presidente de la CChC Copiapó, señaló que “en base al trabajo que estamos realizando de generar una mayor integración femenina en nuestro sector tenemos que trabajar para que los espacios de trabajo sean lugares seguros, por lo mismo junto con preocuparnos del ambiente laboral, tenemos que incluso ir más allá preocupándonos de la calidad de vida de todas y todos las y los trabajadores del sector, donde la erradicación de la violencia contra las mujeres es primordial”.

Del mismo modo, Danitza Aguirre, supervisora de terreno de obras civiles de Lavel, destacó esta iniciativa que se está impulsando a nivel regional, porque “a las mujeres nos ha costado por los acosos laborales, callejeros, que realmente incomoda mucho, en ese caso es muy relevante poder hacer conciencia, pues este también es un tema cultural (…) no puede ser que estemos expuestas a cualquier tipo de violencia”.

Cabe destacar, que durante la presentación de la campaña se entregaron mascarillas con el Fono 1455 impreso, las que serán distribuidas en obras de construcción, peajes de autopistas y aeropuertos, buscando ser un real aporte en mitigar posibles hechos de violencia impulsando que se denuncien de manera temprana.

En este sentido, Camila Tapia, directora de SernamEG, hizo un llamado para dejar de “normalizar la violencia en cualquier contexto, sea personal, laboral o situaciones en la calle, ya que es la única manera de que comprometidos vamos erradicar la violencia en contra de la mujer”.

Claudia Ahumada, presidenta de la Comisión de Mujeres de la CChC Copiapó, también enfatizó que lo que se busca es “generar conciencia, sobre todo entre los hombres, los espacios de trabajo tienen que preocuparse de generar estas instancias que permitan conversar, conocer y entender que esto no es un tema normal y que no es agradable el acoso callejero y menos aún la violencia, desde ahí tenemos que partir, pues todavía queda mucho por hacer para proteger a todas las mujeres”.

Por último, Carlos Leal, Seremi del Trabajo y Previsión Social, valoró “poder contar con este gremio para avanzar en el desafío de una mayor inclusión laboral, tomando en cuenta que la pandemia ha afectado especialmente la participación de la mujer, retrocediendo por lo menos diez años, por lo mismo es muy importante este trabajo de erradicar la violencia que es fundamental para que nuestra sociedad tenga mejor calidad de vida”.