Detienen a mujer por asesinato de su hija de 3 años y atacar a otro de 13 en Rancagua

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Carabineros detuvo a una mujer la tarde de este martes por el presunto delito de parricidio, pues habría asesinado a su hija de 3 años y dejó gravemente herido a su primogénito de 13, quien fue trasladado a un hospital donde está en riesgo vital. Un tercer niño logró salvar ileso del ataque.

Una mujer fue detenida la tarde del martes en Rancagua por el asesinato de su hija de 3 años y el ataque a su otro de hijo de 13, quien se encuentra gravemente herido e internado en un hospital con riesgo vital.

De acuerdo a información preliminar, el hecho se registró en Villa Galilea de Rancagua, cuando un hombre llamó a Carabineros para denunciar que su pareja había atacado a sus hijos, por lo que personal policial acudió a la casa, donde constató el crimen.

En el lugar se encontró muerta a una niña de 3 años con heridas provocadas por un arma blanca y un niño de 13 gravemente herido, por lo que fue trasladado por Carabineros de urgencia al Hospital Regional de Rancagua, donde se encuentra grave.

El coronel de Carabineros, Patricio Tirado, explicó que la mujer fue detenida en el lugar, y trasladada a un centro asistencial, mientras que un tercer niño de 7 años, logró salvar ileso de la situación.

“Una menor de 3 años se encontraba fallecida al interior de la cocina, había un menor de 13 años que estaba gravemente herido que fue trasladado al hospital de Rancagua 
y un menor de 7 años que habría resultado sin lesiones, que está en el domicilio de unos familiares”, indicó el coronel Tirado.

“Sin antecedentes de violencia”

Tras la detención de la mujer, el Ministerio Público dispuso que la Brigada de Homicidio de la Policía de Investigaciones (PDI), realizara las pericias de rigor para determinar lo ocurrido esta tarde.

El jefe de la Brigada de Homicidios, Iván Larregla, indicó que aún deben realizar diligencias para determinar cómo murió la niña, indicando que la madre de encuentra en un Cesfam, donde se le realiza un lavado de estómago.

“Estamos desplegando equipos, tanto en el lugar de los hechos, como en el Cesfam donde se encuentra la madre de los menores”, sostuvo el detective, agregando que tomarán declaraciones a ambos padres.

Por su parte, el fiscal de turno, Víctor Urzúa, indicó que no hay registros previos o antecedentes de violencia al interior de esta familia, ni de la mujer, que se encuentra en calidad de imputada.

En la misma línea, se está investigando si existió consumo de algún tipo de sustancia como drogas o alcohol, y cómo único antecedente la mujer estaría padeciendo un cuadro de depresión, algo que no ha sido confirmado oficialmente.

“Revisados los antecedentes en nuestro sistema, no aparece ningún antecedente de violencia intrafamiliar que haya motivado un ataque de este tipo de la mujer imputada 
(…) No tenemos antecedentes formales que determinen que la mujer esté sometida a algún tratamiento psiquiátrico, sólo información preliminar de que estaría pasando por un cuadro de depresión”, indicó Urzúa.