«Calera le regaló el partido a La U y nadie hace nada»: Jorge Vargas ’estalló’ contra los azules

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Jorge Vargas, otrora seleccionado de La Roja y exjugador de Universidad Católica, no ocultó su molestia luego de que la sanción a Deportes Melipilla fuera revertida.

Los ‘Potros’, vale recordar, no serán expulsados del profesionalismo y se les restó 6 puntos, por lo que descenderán a Primera B como penúltimos del torneo.

Lo anterior, y las polémicas en torno a las denuncias en contra de los metropolitanos, desataron la furia de Vargas quien las emprendió contra quienes, a su juicio, son los grandes responsables del despelote en el fútbol nacional.

“Las cosas están mal. Huachipato bajó en cancha y ahora juega la promoción contra Copiapó, que se le fue el entrenador antes de jugar esa final y sin saber lo que iba a pasar, siempre pasan cosas raras”, partió señalando el exseleccionado nacional a Redgol.

“No me sorprende que un equipo como Huachipato, que yo jugué ahí, que ahora hizo mal las cosas futbolísticamente, no baje. Curicó también, que se salve por secretaría, me parece demasiado extraño. Si habían dobles contratos se tendría que haber revisado todo antes de tiempo, no en la última fecha”, agregó Vargas.

Luego, ‘Potencia’ las emprendió contra La U y su épica salvación en la última jornada del Campeonato Nacional.

“Que La Calera le regale el partido a La U no puede ser, porque todos saben que se lo regaló. No hay un audio para acusar a los involucrados, son sólo especulaciones. Pero insisto: La Calera le regaló el partido a la U y nadie hace nada”, recalcó Vargas.

“La policía tiene que estar encima de los equipos en las últimas fechas, tienen que estar al tanto de todo, hasta revisar los teléfonos de los involucrados, es anormal que pasen estas situaciones. Acá en Europa, por ejemplo, se intervienen los teléfonos”, complementó el exjugador.

Para cerrar, Jorge Vargas sostuvo que “Huachipato estaba entrenando desde hace mucho tiempo y Curicó estaba de vacaciones. Melipilla baja así, uno puede decir que es justicia, pero el problema viene de mucho tiempo atrás, no hay una limpieza en el fútbol chileno”.