Suicidio adolescente. por Miguel Carvajal Macaya

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Estas últimas semanas, la región se ha empapado de noticias trágicas, producto de los suicidios que han acontecido, sobre todo por tratarse de jóvenes con años por vivir, con experiencias que afrontar. De acuerdo al último estudio de Medicina UC, el cual recopila cifras y antecedentes de los últimos 20 años, se llega a la amarga conclusión que en Chile la tasa de suicidios en adolescentes y jóvenes se duplicó. Las razones más comunes de suicidios en adolescentes de acuerdo al estudio in comento, son la depresión, básicamente asociada a problemas académicos en los menores de 15 años, y a problemas amorosos, en los mayores de 15, y el bullying.

La problemática no es de hoy, es un tema que en el país viene creciendo en los últimos años, pues ya entre los años 1990 y 2002 el suicidio en Chile creció un 115% (2004, Alberto Minoletti, MINSAL). De la lectura de La Revista Latinoamericana de Psicología del 2006 en su estudio denominado «Suicidio y producto Interno Bruto en Chile: hacia un Modelo Predictivo», se puede concluir que la desigualdad económica es un factor importante que debemos superar como sociedad y que sin duda contribuye al fenómeno expuesto. Ahora en un análisis más global del suicidio debemos plantear que durante los últimos 50 años, los suicidios aumentaron un 60% y pasaron a ser la decimosexta causa de muerte en el mundo, superando las cifras del homicidio (22%) y el cáncer de estómago (17%), cifras que van en alza, esperándose que para el 2030 se sitúe en el duodécimo lugar de las causas de muerte.

Como INJUV debemos ser capaces de contribuir a una solución, y por eso estamos trabajando en un mecanismo intersectorial para atacar el suicidio. El pensar en el suicida como un enfermo mental hoy en día es una muestra de ignorancia, pues de acuerdo a los datos que suministramos en la presente, es claro que las causas que inducen al suicidio en los jóvenes forman parte de fenómenos sociales que sí tienen solución.Para lograr esta meta debemos avanzar todos juntos por la inclusión y la detección del fenómeno, fortalecer las habilidades de resiliencia de nuestros jóvenes, e implementar tantas otras medidas, para no seguir lamentando que la vida de otro joven se apague.

Miguel Carvajal Macaya
Director INJUV Atacama