PDI Copiapó recupera dinero en caso de estafa telefónica

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec) de la PDI Copiapó, lograron recuperar $1 millón 200 mil, dinero que había sido depositado por una asesora del hogar (62) a delincuentes que la semana recién pasada la mantuvieron al teléfono por cerca de siete horas a través de la modalidad conocida como “el cuento del tío”.

 

La víctima, llegó hasta el cuartel policial para presentar la denuncia, ya que un sujeto haciéndose pasar por Carabinero la llamó a la casa donde trabaja, indicándole que su patrón había tenido un grave accidente y que estaba involucrada una mujer embarazada, por lo que debía depositar dinero para que su patrón no quedara detenido.

 

En total, la víctima hizo tres depósitos por un monto de $3 millones y medio, incluso pidió dos créditos, uno en un banco y otro en una casa comercial. Al llegar a una conocida tienda ubicada en el centro de la ciudad para pedir un tercer crédito, la ejecutiva del lugar le indicó que se trataba de una estafa.

 

“Es necesario que la comunidad sepa que este tipo de estafas siguen realizándose, a pesar de que son cuentos relativamente conocidos. Por lo que reiteramos que nunca un funcionario policial va a solicitar dinero en relación a un procedimiento”. Señaló el comisario Marcelo Calderón, jefe de la Bridec Copiapó.

 

En este caso, los detectives del Bridec verificaron con el banco que dos de los tres depósitos ya habían sido girados, por lo que en coordinación con la entidad bancaria, pudieron retener los fondos defraudados, que ascendían a $1.240.000 pesos.

 

El oficial agregó, que además de ese tipo de cuentos en modalidad estafa telefónica, existen actualmente algunos como el accidente de un supuesto conocido en la carretera, que solicita dinero para la grúa y el secuestro de un familiar por el que piden rescate. “Al recibir un llamado de un desconocido, lo principal es no entregar datos personales, preguntar el nombre completo, cargo y lugar de trabajo de la persona que llama y pedir un teléfono de red fija para verificar la información entregada”, finalizó el comisario Calderón.