Golpiza a reos: Fiscalía identifica a nueve gendarmes y fija nuevos lugares de apremios

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Según detalló a Emol el fiscal Sergio Moya, la investigación arrojó que internos además fueron agredidos en zonas que no son captadas por las cámaras de seguridad de la cárcel de Rancagua.

Nueve de los gendarmes que la noche del 3 de agosto de 2013 habrían participado de la brutal golpiza contra un grupo de internos del módulo 41 de la cárcel de Rancagua, ya fueron identificados por la Fiscalía de O´Higgins.

Así lo detalló a Emol el fiscal Sergio Moya, recalcando que «dentro de los próximos 45 días estaremos en condiciones de solicitar audiencia de formalización en contra de los oficiales ya individualizados».

Según agregó el persecutor, la investigación también reveló que las agresiones no sólo se produjeron en el patio como dan cuenta los registros de imágenes del recinto carcelario, sino que además hubo casos en que internos fueron violentados en sectores oscuros que no fueron captados por las cámaras de seguridad.

«Se pudo establecer que también ocurrieron hechos de relevancia en pasillos, escaleras y en los alrededores de la enfermería y por ello ya se fijó junto a la Brigada de Derechos Humanos de la PDI aquellos lugares de los cuales no hay registro, pero sí fueron descritos en las declaraciones de los reos», agregó Moya,

La diligencia se desarrolló la tarde del miércoles y fue encabezada por el fiscal regional Luis Toledo, quien también participa de la indagatoria tendiente a esclarecer la existencia de actos constitutivos de delito de apremios ilegítimos.

Gendarmes de civil habrían participado del hecho

La investigación, en tanto, también arrojó que los presuntos responsables de la golpiza no sólo habrían sido los gendarmes que esa noche se encontraban de turno, sino que además habrían participado oficiales de civil.

Ello, luego que en las imágenes que dan cuenta de los apremios que sufrió una parte de la población penal se percibiera la participación de personas que no vestían el traje institucional de Gendarmería de Chile.

De acuerdo a la hipótesis que maneja el Ministerio Público, éstos habrían llegado hasta el recinto carcelario una vez activada la alarma de emergencia tras el intento de fuga registrado la noche en cuestión y que fue lo que detonó el actuar de los oficiales.

Lo anterior, en el marco del Plan Enlace que la institución decretó para situaciones de emergencia y que establece la comparecencia de oficiales de apoyo a los centros de reclusión en escenarios de peligrosidad.

La causa penal se inició hace un año tras la denuncia presentada por el jefe de Unidad de la cárcel de Rancagua de entonces, coronel Sergio Alarcón Aravena. Paralelamente, la institución realizó un sumario administrativo que propuso sanciones disciplinarias a los oficiales responsables, las que no fueron acogidas por el director regional, coronel Pedro Valenzuela Bustos, quien resolvió absolverlos antes de pasar a retiro.

Actualmente, y tras la reapertura del sumario ordenada por el propio ministro de Justicia, José Antonio Gómez, se suspendió a los siete gendarmes identificados preliminarmente.