Periodista marroquí es condenado a 12 años de cárcel: acusa ser víctima de un “proceso político”

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

El directivo de prensa marroquí, Taoufik Bouachrine, fue condenado el viernes por la noche a 12 años de prisión por violencia sexual, un cargo que él siempre negó, informó a la AFP su abogado Mohamed Ziane.

Detenido el pasado febrero y encarcelado desde entonces, el director del diario independiente Akhbar al Yaoum, estaba siendo juzgado desde el 8 de marzo por la cámara criminal de la Corte de Apelaciones de Casablanca por “trata de seres humanos”, “abuso de poder con fines sexuales” y “violación e intento de violación”.

Cuando tomó la palabra el viernes, por última vez antes de la deliberación, el acusado reiteró que era “víctima de un proceso político por culpa de sus textos”, según su abogado.

El periodista, de 49 años, es conocido por su tono crítico y su influencia, y enfrentaba potencialmente una pena de 20 años de prisión. Sus abogados pedían su absolución.

El tribunal lo declaró culpable de todos los cargos retenidos contra él y ordenó que las víctimas sean indemnizadas con sumas de entre 100.000 y 500.000 dirhams (entre 9.000 y 46.000 euros aproximadamente).

La parte civil considera que “las indemnizaciones no están a la altura de los prejuicios” y decidió recurrir, indicó Mohamed Kerout a la AFP.

La acusación se basa principalmente en dos denuncias, tres testimonios y 50 videos incautados en su oficina durante su arresto.

Esas imágenes, muy explícitas -algunas de las cuales se filtraron a la prensa-, demuestran “prácticas abyectas”, según los abogados de las denunciantes. La defensa, por su parte, asegura que se trata de “montajes”.

Un peritaje técnico realizado a petición de la Fiscalía y de las partes civiles confirmó la autenticidad de los videos. No obstante, según la defensa las imágenes no permiten identificar formalmente a Taoufik Bouachrine.

El caso conllevó varios episodios polémicos durante el proceso: cuatro mujeres citadas como “víctimas” por la acusación desmintieron estar concernidas. Una de ellas fue condenadas a seis meses de cárcel por haber acusado a la policía de haber falsificado su declaración, una pena confirmada en apelación esta semana. Otras rechazaron comparecer ante el tribunal.

Al final, 8 de las 15 partes civiles citadas al principio por la acusación fueron reconocidas como víctimas e indemnizadas, según la parte civil.

 

AFP