Kim Kardashian lidera protesta de famosos contra las redes sociales

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

La celebridad llamó a congelar cuentas de Facebook e Instagram este miércoles.

 

La estrella televisiva Kim Kardashian anunció que protestará contra la excesiva permisividad que, a su juicio, Facebook mantiene con los considerados discursos del odio con un boicot de 24 horas el miércoles en la red social y en Instagram.

«Me encanta que podamos conectar directamente con ustedes a través de Instagram y Facebook, pero no puedo mantenerme en silencio mientras estas plataformas siguen permitiendo que se extienda el odio, la propaganda y la desinformación«, escribió la celebridad en su cuenta de Twitter.

«Por favor, únanse a mí mañana, cuando congelaré mis cuenta de Facebook e Instagram para decirle a Facebook que #DetengaLosBeneficiosPorOdio», añadió.

Kardashian se suma así a otros personajes famosos que han anunciado que tampoco usarán las redes sociales el miércoles, entre ellos Sacha Baron Cohen, Katy Perry, Jennifer Lawrence, Judd Apatow, Ashton Kutcher, Amy Schumer, Sarah Silverman, Jamie Foxx, Leonardo DiCaprio y Michael B. Jordan.

La participación de Kardashian en esta jornada de boicot es significativa porque se trata de la séptima persona del mundo con más seguidores en Instagram, donde le siguen 188 millones de personas, además de los 30 millones que le siguen en Facebook.

La campaña #DetengaLosBeneficiosPorOdio la iniciaron grupos de activistas en junio, cuando, en plena oleada de protestas en todo EE.UU. por la muerte del también afroamericano George Floyd a manos de un agente de Policía en Mineápolis (Minesota), pidieron a los anunciantes abandonar Facebook por considerar que no estaba haciendo lo suficiente para eliminar las actitudes de odio y discriminación racial en sus plataformas.

A finales de agosto, el consejero delegado y cofundador de la empresa, Mark Zuckerberg, calificó de «error operativo» que la compañía no retirase la página de la milicia a la cual pertenecía el hombre que mató a dos manifestantes en las protestas raciales de Kenosha (Wisconsin, EE.UU.).