Colo Colo pierde de local ante Iquique y sigue en zona de descenso

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Los albos perdieron en el Monumental contra un rival directo en la lucha por no perder la categoría

 

Colo Colo sigue en caída libre en el Campeonato Nacional y, en esta oportunidad, cayó como local por 2-0 frente a Deportes Iquique, uno de los rivales directos en la lucha por no descender.

El cuadro albo sigue sin saber de triunfos y pasará una semana más en la zona de peligro de descenso, ya que actualmente se encuentra penúltimo en la tabla de posiciones.

Sigue la pesadilla del cuadro popular, que acumuló nueve partidos sin ganar en el torneo criollo y no consigue un triunfo de local desde enero. Por su parte, Gustavo Quinteros sigue sin saber de victorias y suma tres derrotas y dos empates desde que arribó al banco de Macul.

Los albos son penúltimos con 11 puntos y podrían quedar en una situación crítica si O’Higgins o La Serena ganan este fin de semana. Por su parte, los Dragones Celestes escalaron al décimo puesto con 21 unidades y siguen con su mejoría de la mano de Cristián Leiva, aunque aún estarían descendiendo por tabla acumulada.

El conjunto de Pedrero fue superado por un efectivo elenco de la Primera Región, especialmente en la primera mitad, donde los dueños de casa exhibieron un nivel muy opaco. El regreso de Julio Barroso y la titularidad del joven Luciano Arriagada marcaban un once que se vio sin ideas en ataque y muy sobrepasado en la mitad de la cancha.

Además, el primer tanto de Iquique fue un regalo. A los 12′, Juan Manuel Insaurralde le dio un mal pase en la salida a Bryan Soto, lo que le permitió a Diego Orellana quitarle el balón al jugador de 19 años y animarse con un potente disparo que sorprendió a Brayan Cortés.

El gol golpeó a Colo Colo y los del Tarapacá no tardaron en poner el segundo. A los 24′, Jesús Hernández metió una volea tras centro de Gustavo Lorenzetti que Cortés alcanzó a mandar al palo. César Huanca apareció en el rebote y solo tuvo que empujarla para aumentar el marcador. No pudo celebrar mucho la joven promesa nortina eso sí, pues tuvo que salir reemplazado en el descanso por lesión.

Tras el tanto, la visita se replegó, conforme con un resultado que le da un tanque de oxígeno en la lucha por la permanencia. Eso le permitió a los albos protagonizar más llegadas y Felipe Campos parecía descontar antes del descanso, pero le anularon el tanto por offside.

Inconforme con el juego de sus dirigidos, Quinteros probó con el ingreso de Pablo Mouche, Esteban Paredes e Iván Morales en la segunda parte, reemplazando a Arriagada y a unos intrascendentes Leonardo Valencia y Branco Provoste.

Los cambios mejoraron la ofensiva del Cacique, que tuvo la más clara con un tiro de Mouche al palo a los 66′. Un minuto después, el juez Roberto Tobar sancionó penal por falta de Hans Salinas sobre Paredes, pero desestimó la acción tras revisar el VAR. Y a los 81′, el golero Sebastián Pérez le realizó dos buenas atajadas consecutivas a Brayan Véjar y a Gabriel Suazo.

Pero pese a las intenciones, Colo Colo no pudo ni siquiera descontar y tendrá mucho trabajo de cara a una segunda rueda infernal, donde debuta ante Palestino el 15 de noviembre.