Atacama y Coquimbo se unen para potenciar la industria pisquera

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

En el marco del Programa Territorial Integrado para la Industria Pisquera, los directores de Corfo de Atacama y Coquimbo, junto al equipo del PTI visitaron a productores de la Región de Atacama.

 

Una delegación de la Región de Coquimbo, encabezada por el Director Regional de Corfo Coquimbo Gregorio Rodríguez Jaure y su equipo técnico, junto el equipo del   Programa Territorial Integrado para la Industria Pisquera (PTI) se trasladó hacia la Región de Atacama. El punto de encuentro fue Vallenar, desde donde junto a la directora regional de Corfo Atacama Silvia Zuleta Alfaro, se dirigieron hacia los valles interiores para conocer la Pisquera Coquena, Viña Armidita, Pisco Don Gudelio, Pisco Jahir Saba, pequeñas productoras que son parte de esta iniciativa financiada por el Gobierno a través de Corfo.

Esta visita técnica permitió conocer la situación actual de la industria en esa zona, evaluar el estado de avance de programas que se han ejecutado en el marco del apoyo a la industria pisquera, analizar las brechas que afectan a los productores pisqueros -especialmente en el ámbito de la producción, comercialización y marketing digital-, y por supuesto conocer los efectos de la pandemia por Covid19 en los pisqueros.

Unidos por la Denominación de Origen

El Programa Territorial Integrado PTI para la Industria Pisquera, beneficia actualmente a 36 productores de las regiones de Atacama y Coquimbo, territorio de la denominación de origen del “Pisco”. De ellos, 8 son de Atacama, Mulet, Alma del Valle, Bou Barroeta, Don Gudelio, Armidita, Coquena, Bramador, Jahir Saba

Respecto a la importancia de estas visitas, el Gerente del PTI Rodrigo Flores explicó que, “debemos generar y afianzar los lazos y compromisos de las empresas con la ejecución del PTI, pero además debemos comenzar a ver el territorio de Atacama y Coquimbo como uno sólo, unidos por la Denominación de Origen Pisco, la más antigua de América Latina, vigente desde 1931. Estas acciones van justo en esa línea y nos permiten nivelar el trabajo en conjunto que se realiza en ambos territorios, ya que debido a su situación geográfica muchas veces los productores de Atacama se ven afectados por factores como la conectividad. Esta visita es una oportunidad para generar retroalimentación y apoyo para el desarrollo mutuo”, sostiene.

Para el director regional de Corfo Coquimbo, Gregorio Rodríguez la ejecución de este programa y el recorrido por Atacama es importante porque “existen muchas potencialidades pero también brechas de desarrollo del producto mismo, como en los canales de comercialización y de la oferta turística asociada al programa. Por lo mismo, debemos seguir profundizando las capacitaciones y las transferencias de tecnologías para que los pequeños productores puedan alcanzar niveles de eficiencia en la producción, pero que también accedan a los canales de distribución que les permitan llegar con sus productos a los destinos dentro del país y también a la exportación”, explicó.

Mientras que para la directora regional de Corfo Atacama Silvia Zuleta Alfaro, el desafío es continuar el trabajo conjunto, “creo que nos llevamos una inmensa tarea, para poder rescatar todo lo que tenemos en este valle. En estas visitas he conocido el proyecto de la Destilería Nacional de Jhair Saba que busca crear un museo del pisco en Vallenar, y creo que es una inmensa oportunidad para rescatar la historia del pisco no sólo en la región, también en el país, junto con nuestra denominación de origen”, dijo.

Pisco a más de mil setecientos metros sobre el nivel del mar

Robinson Pallauta, encargado de la producción de Pisco Coquena, ubicado en Chanchoquin, valle del Tránsito, nos cuenta que en estos valles “principalmente el clima, la tierra, los suelos son muy ricos en minerales y ayudan muchísimo a que los piscos alcancen su máximo potencial. En Pisco Coquena nos preocupamos de tener los mejores sabores y los alcoholes con la mejor calidad, los alcoholes más puros posibles, eso es lo que a nosotros nos identifica”.

Cecilia Ramírez, junto a sus hermanas Sandra y Lady, recibieron a la delegación en Viña Armidita, donde junto con relatar la historia del lugar y las especiales características de sus vinos y piscos, nos cuentan que quieren mostrar a los visitantes y consumidores de Armidita “un lugar donde sentimos las energías, porque además somos defensoras de la tierra y por ende nuestros productos también son de alta pureza porque tenemos algo consecuente con lo que hacemos. Hoy estamos rescatando las instalaciones desde el siglo pasado, desde las primeras botellas que se hicieron acá. En relación a nuestro producto, este valle es muy angosto y tiene características muy especiales, que sin duda se enaltecen gracias al sol que llega a todas nuestras uvas”.

Gudelio Ramírez Ibarra, es del tránsito, tiene destilados, pajaretes y vinos, y  nos cuenta orgulloso que  han tenido muy buena aceptación con sus piscos. “Tenemos Pisco Don Gudelio Violeta y Pisco Gudelio Arlett, los dos reservados, reposados por 2 años en acero inoxidable, con un sabor muy especial, muy aromático”. En sus preparaciones usan uvas moscatel rosada y moscatel de Alejandría, variedades de muy buena calidad, con muy buen comportamiento en el proceso del destilado. “Estas uvas son de pequeños productores no son cultivos de alta densidad, lo que significa que la materia prima es de gran calidad, dando mejores resultados en la producción de los piscos en estos valles. Si a la calidad de nuestra uva, agregamos el factor de la altura, ya que nuestros piscos se producen a mil setecientos metros sobre el nivel del mar, lo que significa sol, cielos limpios; lo que produce una uva muy soleada, el resultado es una uva muy dulce, que el dulzor se refleje en el destilado”, explica.

 Programa Territorial Integrado

Proyecto financiado por el Ministerio de Agricultura y apoyado por CORFO e impulsado por la Asociación de Productores de Pisco Chile AG, administrado por el agente operador GEDES; desarrolla actividades cofinanciadas por la CRDP y el Gobierno Regional de Coquimbo a través de su programa de Zonas Rezagadas.

El objetivo del programa es mejorar la competitividad y sustentabilidad de la industria pisquera, apoyando la visibilidad de las marcas, la promoción y educación sobre la categoría pisco, a través de una serie de acciones que fomenten el desarrollo productivo y sustentable del sector con un enfoque especialmente nacional.

CIFRAS INDUSTRIA PISQUERA EN CHILE

  • 3.500   Empleos directos / 40 Mil Empleos indirectos
  • 10.000 Hectáreas de uva pisquera
  • 2500     Productores de uva pisquera en regiones de Atacama y Coquimbo
  • 85%      Pequeños productores
  • 90%      Asociado al modelo cooperativo