El chiste de desinformar con mentiras virales

El chiste de desinformar con mentiras virales

Para nadie es un secreto que las noticias en internet pueden llegar de forma rápida y directa a los usuarios, pero ¿qué pasa cuando la información no es real y se vuelve viral?

Este fenómeno no es nuevo y cada vez se vuelve más común, a tal punto que medios de comunicación tradicionales y con credibilidad, caen en el error de replicar esta información que fue creada, esencialmente, para entretener.

María Luisa Moreo, periodista española especializada en emergencia y portavoz de VOST (Voluntarios Digitales en Emergencias), explica citada por la agencia EFE que este tipo de información han encontrado en la red un territorio más que fértil para crecer y crecer. “Antes, los bulos (noticias falsas) existían en la plaza del mercado. Ibas al lugar y se decía que a fulanito le ha pasado no se qué y que menganito se ha divorciado de zutanito. Es el equivalente a las redes sociales hoy en día”.

La interconexión y la inmediatez de las redes sociales permite un tráfico efectivo de la información, sin importar su procedencia, lo que lleva a que los lectores tengan más cuidado y sean más precavidos a la hora de leer y compartir artículos con contenido falso.

“El periodismo lo hacemos los periodistas, y el resto de los ciudadanos lo que hacen es compartir información que en muchos casos no está contrastada”, asegura María Luisa, porque en su opinión la ciudadanía no tiene “el conocimiento, el entrenamiento, ni la obligación legal” de verificar las informaciones que comparten.

Pasos a seguir
De ahí la importancia de enseñarles a los lectores qué se debe hacer, básicamente, cuando cada uno se enfrenta a una noticia que encuentra en el muro de su Facebook, por señalar un ejemplo.

Catalina Montoya, subgerente de estrategia de clientes de Triario S.A.S., puntualiza qué procedimiento se debe efectuar cuando se encuentra una noticia con información llamativa.

“Lo primero es hacer clic en la nota y mirar dentro para tratar de ir a la fuente original del enlace, por qué se usa y es normal que algunos portales o blogs hagan versiones de textos publicadas en otros medios, y esto se hace tan largo que la información se puede distorsionar. Si esa fuente original esa citada pero no enlazada, se deber buscar en Google”.

No solo es cuestión de leer la noticia y buscar su procedencia, también es pertinente tener en cuenta quién la publica. “Es esencial examinar la credibilidad de esa fuente, mirar si existen y tienen sus propios blogs. No puede ser que se dé por cierta por el solo hecho de estar publicada, hay que buscar la procedencia del portal, indagar por los autores, las tipografías, el diseño web, etc., todo esto es una garantía y un determinador importante del tipo de sitio y la seriedad que tiene”, complementa Catalina.

Por último, queda evaluar la relevancia de la información, que si los elementos audiovisuales que lo acompañan son coherentes y de calidad, y en cualquier medida, según Catalina, Google es una buena herramienta para corroborar cualquier información.

No todos son falsos
La credibilidad y la trayectoria de un medio es importante para considerar una información como verdadera, pero también hay medios jóvenes que se han ganado su lugar a la hora de informar a los lectores, como lo afirma Perla Toro, jefe de gestión digital del Parque Explora.

“En internet hay medios pequeños alternativos y que difunden información, que se han ganado un reconocimiento mediático y ya tienen un puesto en la red, donde además de informar también entretienen. Pero hay que tener claro una cosa y es que estas plataformas están exigiendo unos índices altos a los lectores con la información que publican, y no nos han formado para ser buenos lectores, por eso creemos cualquier cosa, no somos exigentes y no tenemos criterio con la información que recibimos. Ahora, tampoco somos conscientes de que cuando compartimos la noticia, la estamos ratificando”.

El objetivo de entretener en uno de los impulsos que lleva a crear sitios y portales web especializados en crear noticias falsas o de ficción con ese fin, divertir y propiciar momentos de esparcimiento para las personas.

“Estos sitios especifican que transmiten noticias no verídicas y que son una burla a la realidad. Hay un fenómeno de la información que es la contrainformación, y esta ha inspirado una visión diferente a la que los medios tradicionales dan. La ficción siempre ha existido y en internet pasa; una adaptación de una historia al cine se hace, y no por ser diferente a la original se va a catalogar como mala”, comenta Perla, tesis a la que se suma Catalina Montoya.

“Hay una lectura inteligente de la realidad en estos contenidos y construyen opinión, los que desinformaría en este caso son los que replican esto sin saber que no es cierto”, dice, y agrega: “Estos sitios tienen una naturaleza específica y se meten en la rutina del consumo de la información para ser útil en esos tiempos donde la gente busca distraerse, hacer una pausa o procrastinar las tareas que tienen que hacer. Además se hacen atractivas por el humor, la crítica, la titulación y la redacción que usan, que llaman la atención de cualquier cibernauta que se quiera divertir”.

Reírse de sí mismos
Ahora, las noticias falsas se siguen difundiendo y compartiendo en las redes, por lo cual surge el planteamiento de qué hacer cuando uno se quiere retractar.

“La solución es reírse de sí mismos, tomarlo por el lado bueno, decir yo fui y adjudicarles la responsabilidad del error, siendo medio, lector o político, y si tiene la posibilidad de publicar la noticia verídica pues se puede hacer”, afirma Catalina.
Ahora, los lectores son los que tienen la decisión de qué información ver y qué no, pero la opción de corroborarla siempre va a estar a la mano, situación diferente a los medios según Perla.

“Con los medios de información es imperdonable que se duplique una información falsa. Es deber del periodista corroborarla, rectificarla y publicarla de forma veraz. No es posible que se dé el copio y pego de una información que es ficticia”.

Perla también afirma que los medios deben hacer una curaduría a la hora de proponer una agenda periodística. “Los medios deberían dejar la fiebre del clic. Hay noticias que no son relevantes y que por el afán de obtener tráfico se publican sin una atenta revisión, por esto hay medios grandes que han publicado este tipo de noticias que resultan ser falsas”.

Tanto lectores y medios de comunicación están expuestos a todo tipo de información, es labor del periodista y de cada cibernauta revisar qué se está escribiendo, qué se está publicando y qué se está catalogando por verdad.

El autor

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

MAGAZINE

Michael Jackson revive esta noche en Antay Copiapó

Tweet Germán Muñoz en su tributo al rey del pop, hará disfrutar y cantar a los fanáticos, con los mejores éxitos de esta leyenda de la música. Este noche, el

MAGAZINE

“La Reconciliación”: La imitación de Stefan Kramer previo al debut de La Roja

Tweet Durante este domingo el comediante Stefan Kramer, deleitó a sus seguidores con una futbolera imitación previa al partido de Chile en la Copa América. En el video se muestra a Arturo

MAGAZINE

Yo fui el hacker que logró entrar al sistema de una instalación nuclear en los años 80

Tweet No recuerdo exactamente cuándo fue que mi fascinación adolescente con las computadoras se involucró con el gobierno federal, pero nunca olvidaré la mañana de 1983 en la que dos