Taxímetros adulterados: conductores arriesgan eliminación de permiso para circular

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Si un taxista es sorprendido por primera vez, se arriesga a una multa que va hasta los $75.000, pero si es reincidente, será eliminado del Registro Nacional.

 

La ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, presentó este martes el Plan de Digitalización del Transporte, que permitirá a los taxis básicos y de turismo operar con medios tecnológicos para el cobro de sus tarifas a los usuarios.

Además, se fortalecerán las multas y castigos para todos aquellos choferes que transporten pasajeros con el taxímetro adulterado. Si éste es sorprendido por primera vez, se arriesga a una multa que va desde 1 a 1,5 UTM ($50.000 a $75.000). Sin embargo, si es reincidente, «se estipula que la eliminación del vehículo del Registro Nacional lo que le impedirá volver a operar como taxi”, precisó Hutt.

Adicionalmente, la modificación del reglamento permitirá solicitar mayor información de los propietarios, responsables legales y conductores, para así mejorar la identificación de los responsables de dichos servicios, poder notificarles cuando hay sanciones o nuevas normativas, a la vez que facilita la identificación por parte de los pasajeros para realizar denuncias, y agilizar la fiscalización por parte de la autoridad.

Con todo lo anterior, la ministra precisó que todas estas modificaciones cumplen el objetivo de «modernizar los servicios de transporte, para mejorar la calidad que esperan las personas, facilitar las labores de los transportistas y contar con mayores herramientas de fiscalización».

Respecto de los aparatos tecnológicos para el cobro a los pasajeros, el subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez, explicó que no excluye el uso del taxímetro.

“Es el usuario quien decide qué sistema prefiere utilizar. Por ejemplo, cuando las personas no contacten un viaje mediante la plataforma, el conductor deberá informarle que cuenta con taxímetro y la aplicación virtual para que sea el pasajero quién decida cuál de los dos mecanismos tarifarios prefiere utilizar. El chofer deberá respetar el valor final”, agregó Domínguez.

Por último, las plataformas tecnológicas aprobadas deberán ser inscritas en el Registro Nacional de Servicios de Transporte de Pasajeros y ser informadas en las ventanas laterales traseras, a través de un letrero cuadrangular de un máximo de 10 centímetros por lado.