Angela Merkel intenta unificar las reglas contra el coronavirus en Alemania

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

¿Se prohibirán los mercados navideños y el carnaval? ¿A qué más tendrán que renunciar los alemanes? Todavía las reglas no son iguales en todos los estados federados.

 

Más de cinco horas duró la conferencia de la canciller alemana, Angela Merkel, este jueves (27.08.2020), con los jefes de gobierno de los 16 estados federados alemanes. “Fue una discusión muy intensa, y hubo algunas diferencias en los conceptos”, la resumió el primer ministro de Baviera, Markus Söder. Según la canciller, el gobierno alemán y los estados federados, que siempre consideraron que la pandemia era un “desafío para todos”, siguen estando de acuerdo en eso, a pesar de los diferentes intereses regionales.

Según la ley alemana de protección contra infecciones, en Alemania decide cada estado federado lo que se debe y no se debe hacer en una pandemia. Mientras a Merkel le gustaría que hubiera uniformidad en las reglas a nivel nacional, los gobernantes de los estados no quieren renunciar a poder tomar diferentes medidas, de acuerdo con las diferentes cifras de contagios. Y Angela Merkel sabe que debe seguir tratando el tema con diplomacia.

¡No viajar a zonas de riesgo de coronavirus!

En lo que están de acuerdo el gobierno nacional y los estados federados -con excepción de Sajonia-Anhalt- es en que  se aplicarán multas de, como mínimo, 50 euros a quienes no usen mascarilla en lugares públicos y donde estas sean obligatorias.  Se pide que los ciudadanos no viajen a zonas de riesgo de coronavirus, y aquel que lo haga, a su regreso deberá cumplir una cuarentena, y podrá finalizarla, como mínimo, a los cinco días, y con un test de coronavirus negativo. Si las personas que viajan a esos lugares de riesgo pierden sus ingresos, ya no contarán con una indemnización del Estado. Además, los test de coronavirus, que desde hace poco son gratuitos para todos los viajeros que retornan a Alemania, dejarán de serlo a partir del 16 de septiembre de 2020. Baviera, sin embargo, planea que sigan siendo gratis hasta el 1 de octubre.

Los padres con hijos gozarán de cinco días adicionales para cuidarlos si estos enferman. Las fiestas populares, grandes conciertos, eventos deportivos y otros quedan prohibidos hasta, por lo menos, finales de diciembre de 2020. ¿Cómo afectará eso a los mercados de Navidad, tan populares en Alemania? Aún está por verse. La decisión sobre si este año se celebrará o no el carnaval se tomará dentro de unos meses.

Fundamentalmente, los políticos alemanes dejaron en claro que habrá excepciones en cuanto a la celebración de eventos en las regiones con menos contagios, con la condición de que solo participen en ellas los habitantes del lugar.