Ban Ki Moon alista pacto mundial por cambio climático

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

El secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, mira con optimismo el reloj que marca la cuenta regresiva para cumplir los Objetivos del Milenio propuestos para el año 2015.

Resalta con convicción que desde que se fijaron las metas, el mundo ha logrado reducir la pobreza a la mitad, pero reconoce con preocupación que, a menos de 460 días para que venza el plazo, hay 57 millones de niños por fuera del sistema educativo y que una considerable cantidad de mujeres y menores de edad está muriendo a causa de enfermedades que se pueden prevenir.

Esas preocupaciones, además de todas las que derivan de los conflictos internacionales, tendrán su lugar en los debates de la versión 69 de la Asamblea General de Naciones Unidas, que iniciará el miércoles 24 en Nueva York. A la cita de alto nivel acudirán los líderes de 193 países.

El diplomático más importante del planeta habló con El Colombiano sobre sus prioridades, retos y su insistente llamado a ver el mundo como un pueblo sin fronteras, aunque en su pasaporte no le quepa un sello más.

¿Cuántos países ha visitado usted?

“He ido a 155 países, y en ese grupo hay unos que he llegado a visitar 15 o 20 veces. Ya perdí la cuenta del número de ciudades… pero no hay duda de que para cada visita he invertido la misma cantidad de preparación, tiempo y energía. Me gustaría visitar la mayor cantidad de países posible durante mi periodo en la ONU”.

¿Qué diferenciará a esta Asamblea General de las anteriores?

“Cada Asamblea General es muy importante para Naciones Unidas y para el mundo desde hace 70 años, pero le puedo decir que usted está visitando la ONU en un momento crucial. Tenemos tres prioridades: la primera es que el plazo para cumplir los Objetivos del Milenio se aproxima y tenemos que acelerar su proceso. En segundo lugar, los estados han estado trabajando muy duro en impulsar, a partir del 2015, una agenda de desarrollo sostenible en lo económico, social y de medio ambiente. Luego miraremos hacia 2030”.

¿Cuál será la premisa para los nuevos objetivos proyectados al año 2030?

“El asunto importante es que toda la gente debería ser capaz de vivir sin preocupaciones sobre su seguridad. Todo el mundo debe vivir en paz, armonía y prosperidad, en una sociedad donde todos los derechos humanos para todas las personas del mundo sean respetados. Niños y niñas, mujeres, pobres y ricos de cualquier raza. Esa es nuestra visión”.

Y que haya un planeta en el que podamos vivir…

“Ese es el tercer gran objetivo: tener un acuerdo en el tema de cambio climático. Debe ser universal, legal y trascendental para conservar el planeta, para librarlo de futuras degradaciones ambientales. Estamos viviendo en un mundo muy pequeño. Usted puede pensar que este mundo es muy grande porque vivimos en la Tierra, pero si comparamos este mundo con el vasto Universo, solo somos una pequeña estrella”.

¿Y cómo avanza ese plan de acción?

“Lo que tenemos que hacer está muy claro: consentir y nutrir el planeta Tierra. Si miramos la manera en la que los seres humanos estamos abusando del mundo, parece que la gente cree que tiene otro planeta Tierra para gastar. Pero no tenemos una segunda Tierra, esta es la única. No hay plan B. Solo tenemos este planeta A. Por esa razón estoy convocando a la Convención de Cambio Climático el próximo 23 de septiembre, antes de la Asamblea General. Estoy ansioso y muy motivado por las fuertes y positivas respuestas de los líderes del mundo”.

¿Y qué piensa de la respuesta de los jóvenes?

“Usted puede pensar que yo soy una de las personas más poderosas del mundo, pero yo tengo altas expectativas y confianza en las generaciones jóvenes. Tenemos 7 billones de personas viviendo en el mundo y la mitad, 3,5 billones, son menores de 25 años. Esa es la razón del porqué Naciones Unidas está poniendo toda la atención y prioridad en los asuntos de la juventud. Por primera vez en la historia de la ONU tengo un delegado especial para esa materia. Ustedes, los jóvenes, deben estar preparados para tomar el control. Mi mensaje es que tengan una visión global, no importa la ciudad de donde provengan. Todos somos ciudadanos globales, una misma familia. Tenemos que mirar el mundo como una gran familia donde todos pueden vivir armónicamente”.

¿Qué objetivos del milenio se han cumplido y cuáles están pendientes?

“De los ocho objetivos hemos tenido éxito al haber erradicado la mitad del índice de pobreza mundial, en brindar posibilidades de acceso a agua potable, mejorar condiciones sanitarias y mejorar el acceso a la educación. Sin embargo, todavía hay 57 millones de niños sin educación, muchas mujeres y niños que no pueden prevenir enfermedades y personas que están quemando el planeta en nombre de la industrialización.

Tenemos menos de 460 días para cumplir el plazo, pero antes de que estemos cerca de la línea de meta, que es el 31 de diciembre de 2015, tenemos que movilizar todos los recursos financieros y políticos posibles. Luego nos encargaremos de los objetivos del desarrollo sostenible, que acordaremos en septiembre del año entrante”.

¿Cuáles son los retos más grandes que usted ha tenido que afrontar en este segundo periodo en la ONU?

“Usted puede pensar que el Secretario General de Naciones Unidas es tal vez una persona muy influyente con recursos y dinero, o que Estados Unidos es un país muy rico. Pero ni una sola persona ni país ni organización puede resolver todos los problemas.

Todos tienen que unirse y eso a veces no sucede. El Consejo de Seguridad es el principal programa responsable de mantener la paz y la seguridad internacional, pero a veces los países están divididos. Todos esperamos que los países que conforman el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tengan una perspectiva global, pero ellos traen a la mesa sus posiciones nacionales y tratan de que las decisiones se tomen de acuerdo a sus propias perspectivas. Eso paraliza el Consejo de Seguridad. Es lo que hemos visto en el caso de Siria.

Sin embargo, cuando el Consejo de Seguridad está unido hemos visto maneras muy efectivas de afrontar retos como las armas químicas en Siria. Necesitamos tener una unidad.

Otro caso. Hay tragedias muy dramáticas que están sucediendo en África occidental como el ébola. Nadie puso mucha atención cuando el virus del ébola apareció en tres países africanos, pero el virus ha mutado en los últimos 40 años, lo que ha dificultado su manejo. Hoy estamos unidos, estamos movilizándonos y esperamos que en 9 o 12 meses ya hayamos contenido totalmente el virus”

El llamado del Secretario General de la ONU es a que los jóvenes asuman con visión global el rol que les corresponde para que actúen como una gran familia. El reto será el desarrollo sostenible.

Fuente: elcolombiano.com