Colo Colo se coronó campeón de copa Chile tras 20 años de sequía

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Luego de 20 largos años sin poder campeonar, llegó el anhelado día. Dentro de una calurosa noche en el Estadio Nacional, Colo Colo sacó a relucir toda su jerarquía frente a Everton de Viña del Mar para para lograr su undécima Copa Chile. Esto, tras golear por un inapelable 4-0 al conjunto de la quinta región en Ñuñoa, logrando además el Chile 3 de Copa Libertadores de América.

Ambos equipos salieron a tomar las riendas del encuentro desde el pitazo inicial, pero fueron los dirigidos por Pablo Sánchez quienes comenzaron a controlar el balón, donde en cuatro minutos de juego ya dieron su primer aviso, a través de un cabezazo del uruguayo Braian Rodríguez. Mientras tanto, a los 10′ fueron los de Pablo Guede los que tuvieron el 1-0, por parte de un certero remate de Esteban Paredes que se fue desviado.

Luego a los 14′, nuevamente avisó ‘Visogol’, mediante un tiro libre que pegó en el palo, siendo la más clara hasta ese momento. Más tarde, los ‘ruleteros’ intentaron dar el primer golpe, pero no tuvieron la profundidad necesaria. Es así como a los 25′ fue Octavio Rivero quien abrió el marcador para el ‘Cacique’ con un buen cabezazo -tras centro de Ramón Fernández- que dejó sin respuesta al portero Eduardo Lobos.

El 1-0 parcial le dio un importante envión anímico al cuadro de Macul, que se vio más cómodo en los últimos 20′ de la primera parte. Así es como Paredes definía el 2-0 parcial a los 30′, pero el tanto fue invalidado por estar en posición de adelanto.

Sin embargo, seis minutos más tarde llegó su revancha, pues el experimentado goleador estiró las cifras con una espectacular definición. Como si fuera poco, a los 38′ los albos aprovecharon una mala salida de los viñamarinos y Esteban repitió para el 3-0, siendo un verdadero balde de agua fría para los pupilos de ‘Vitamina’, antes de finalizar la primera parte.

En el segundo lapso, el ex técnico de la UdeC y O’Higgins hizo ingresar a Sebastián Leyton en desmedro de Dilan Zúñiga, intentando fortalecer las bandas. Los evertonianos retomaron el control de la pelota para intentar, al menos, emparejar el marcador y forzar la prórroga, pero no lograron conectarse correctamente.

Más tarde, Esteban Paredes encendió las alarmas a los 64′ tras sentir molestias físicas, donde el delantero terminó siendo reemplazado por Iván Morales, pero la efectividad no cesó. Esto es porque a los 71′ fue Ramón Fernández quien sentenció el cotejo con el 4-0, tras un gran centro de Martín Rodríguez, desatando la fiesta alba en el Nacional.

El cuarto tanto de los de Guede terminó por sepultar las aspiraciones del cuadro ‘oro y cielo’, que nunca supo reponerse de la dura derrota. De esta forma, Colo Colo por fin logró bajar la Copa Chile número 11 de su historia, tras una larga sequía que inició desde 1996, confirmando su clasificación a la próxima Copa Libertadores y, de paso, aseguró la clasificación de Universidad de Chile a la Copa Sudamericana.