El romantico viajero se corono como el monarca del Clausura

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Otra vez en lo más alto. Poco más de dos años y cinco meses debieron pasar para que Universidad de Chile volviera a festejar a lo grande. Muchos sinsabores pasaron en medio, pero la escuadra de Ángel Guillermo Hoyos tuvo su merecido premio y con solitario gol de Felipe Mora venció por 1-0 a San Luis y se coronó campeón del Clausura.

El ‘Romántico Viajero’ arrancó con dudas en el reducto de Ñuñoa, donde el ímpetu de los jugadores ‘canarios’ resultó un duro escollo para la escuadra de Ángel Hoyos, que parecía no encontrar los espacios para imponer su juego y sólo tenía como arma el pelotazo largo a sus delanteros.

Los azules no la pasaban nada de bien en el comienzo. Las ausencias de Gonzalo Espinoza y Matías Rodríguez se hicieron sentir. Lorenzo Reyes parecía huérfano en medioterreno y los quillotanos se arrimaban al pórtico de Johnny Herrera. A los 14′ Carlos Escobar tuvo el gol en sus pies, pero se enredó y Vilches la salvó sobre la línea.

A esa altura Colo Colo ganaba por la cuenta mínima a Cobresal y le arrebataba el torneo de Clausura. Pero sin brillar, la ‘U’ mantuvo la calma y aprovechó la jerarquía de sus figuras y logró desnivelar. Benegas apuró un lateral, Beausejour centró y Felipe Mora aprovechó todo su olfato goleador para abrir la cuenta a los 22′.

El tanto del ex Audax le trato algo de tranquilidad al cuadro universitario y también fue el fiel reflejo del crecimiento del equipo bajo el mandato de Ángel Guillermo Hoyos, que aprendió a doblegar a sus rivales a pesar de no hacer una buena presentación. Así los azules supieron seguir controlando las acciones a los largo del partido.

Ni siquiera la salida por lesión de Mora descontroló al ‘Romántico Viajero’. Los universitarios quedaron sin delanteros y la batuta de David Pizarro los ayudó a hacer correr el reloj. Y como no podía ser sin sobresaltos, en la última jugada del duelo el elenco de Miguel Ramírez rozó el empate.

Pero la suerte estuvo del lado de la ‘U’, que llegó a 30 unidades y se quedó en lo más alto del Clausura. Poco le importó a los laicos el triunfo de Colo Colo ante Cobresal, ya que los festejos se iniciaron desde Ñuñoa a todo el país, esto gracias a que el buen trabajo de Ángel Hoyos les permitió bajar su estrella 18 y asegurar el paso a la Copa Libertadores 2018 ¡Felicitaciones al campeón!