Everton y Santiago Wanderers igualaron 2 a 2 en el Clásico Porteño número 100

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Santiago Wanderers rescató sobre el final un empate ante Everton en Viña del Mar.

 

Everton y Santiago Wanderers animaron una disputada nueva versión del clásico porteño. Y si bien fue un encuentro que no se caracterizó por el gran nivel de juego desarrollado, ambos elencos se brindaron por entero en un compromiso que siempre tiene historia.

Al final, Everton tuvo más y mejores argumentos para celebrar una victoria, sin embargo se conformó antes de tiempo y la dejó escapar. Y es que, después de un trámite que les fue siempre favorable y en el que estuvieron 2-0 en ventaja, terminaron cediendo de manera increíble un empate.

El elenco «ruletero» pobló la zona media y encontró buenas asociaciones en el último tramo de la cancha, forzando el retroceso «caturro».

Los de Miguel Ramírez, en tanto, nunca encontraron comodidad sobre la cancha y, salvo el empuje que los acercó al arco de Johnny Herrera en los últimos minutos, el trámite siempre fue en favor de los viñamarinos, que pudieron controlar el juego ante un disminuido visitante, que tuvo muchas inconsistencias en el defensa y en ataque.

El ímpetu de los forasteros, sin embargo, pudo más en los minutos finales. Y Cuando Everton se tiró atrás, los de Valparaíso no perdonaron. Canelón descontó a los 83, mientras que Rotondi, de buen partido, tiró un centro que se coló en un ángulo de Herrera en el segundo minuto de descuento. 

Digno clásico en Viña del Mar. Pierna fuerte, buenas intenciones e ímpetu competitivo. El empate, eso sí, le sirve poco a ambos elencos, que siguen sin poder dar el salto cualitativo definitivo en el actual certamen.