Mauricio Isla, el bicampeón de América que jugará por primera vez en el torneo nacional

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

El «Huaso» volvió al club donde se formó, pero toda su trayectoria profesional la hizo en el extranjero.

 

Mauricio Isla escribirá un nuevo y especial capítulo en su existosa historia. El lateral nacional, bicampeón de América e integrante de la Generación Dorada de La Roja, regresa a nuestro país tras 15 años jugando en el exterior y lo hará en el club donde se formó, Universidad Católica, y tendrá la oportunidad, de forma increíble, de jugar por primera vez en el Campeonato chileno.

Esto porque el «Huaso» nunca tuvo la oportunidad de debutar en el fútbol chileno y sus buenas actuaciones con la selección lo llevaron de inmediato a probar suerte en Europa.

Isla, nacido el 12 de junio de 1988 en Buin, llegó a la cantera de Cruzados en 1999 gracias a su habilidad; primero comenzó como delantero, pero ante la falta de un físico adecuado para el puesto, se retrasó e intentó jugar como defensor.

En 2006, el técnico cruzado, José Guillermo del Solar, decidió relegarlo a las divisiones inferiores, porque Isla dejó de ir a los entrenamientos al saber que no sería titular. El «Chemo» aseguró el «Huaso» estuvo un mes desaparecido.

En paralelo, Isla tenía ganado un lugar como volante central en la selección chilena sub 20, dirigida por José Sulantay, y junto a Gary Medel, Arturo Vidal y Alexis Sánchez, alcanzó el tercer lugar en el Mundial de Canadá en 2007.

Debido a su buen rendimiento, surgieron las críticas a nivel local a Universidad Católica, debido a que no había debutado aún en el primer equipo. Del Solar justificó su ausencia por haber «desaparecido» de las prácticas; y tiempo después, Fernando Carvallo intentó que volviera al equipo, pero ya era demasiado tarde, porque su horizonte estaba en el Viejo Continente.

Su debut en el fútbol profesional fue con la selección chilena. El 7 de septiembre de 2007, bajo las órdenes de Marcelo Bielsa, participó en el triunfo por 1-2 sobre Suiza. Su trabajo en La Roja adulta fue clave en el desarrollo de su carrera, ya que el «Loco» decidió cambiarlo de posición, viendo que tenía todas las capacidades físicas para rendir como lateral derecho.

El éxito en Udinese, el agridulce paso por Turín y la amargura en la Premier League

En paralelo, Isla partió a Udinese y tras un lento arranque, logró un puesto de titular en la temporada 2008-2009, y formó una temible dupla junto a Alexis Sánchez, un tandem que se repitió con éxito también en la selección chilena.

Durante varias temporadas, Isla fue dueño de la banda derecha y su titularidad solo estuvo en duda cuando estuvo lesionado. El equipo de Udine tuvo gran rendimiento en esa época, llegando a clasificar en zona de Champions League.

En su última temporada en Udinse, el club terminó tercero en la Serie A, lo que motivó el interés de varios grandes de Europa, como Real Madrid, Manchester United, Liverpool, Inter y Barcelona, que se quedó con el pase de Alexis Sánchez.

Sin embargo, Isla terminó fichando a mediados de 2012 en el gigante de Italia, Juventus, en donde coincidió con otro compañero de batallas en la selección, Arturo Vidal. No obstante, a diferencia del «King», el «Huaso» no pudo acomodarse al esquema del técnico Antonio Conte y terminó relegado como suplente.

Finalmente, tras dos agridulces temporadas en Turín y no ser considerado por el nuevo técnico, Massimiliano Allegri, Isla partió cedido a préstamo y con opción de compra a Queens Park Rangers, equipo recién ascendido en la Premier League y donde se juntó, otra vez, con otro chileno: Eduardo Vargas.

No obstante, la historia en Inglaterra no fue positiva. Pese a que fue titular y jugó 27 partidos, el equipo terminó descendiendo al final de la temporada 2014-2015, por lo que Queens Park Rangers decidió no renovar ni hacer uso de la opción de compra, por problemas económicos.

Su paso por Francia, el regreso a Italia y la aventura en Turquía

En 2015, nuevamente Isla debía volver a Juventus y al no ser considerado, otra vez fue cedido. Llegó a Olympique de Marsella en Francia en 2015 y tuvo la chance de participar en la Europa League en esa temporada.

Pese a los irregulares resultados del equipo, Isla pudo tener continuidad, disputando 38 partidos y anotando dos goles en el cuadro francés.

En 2016, aprovechando que aún le quedaba un año de contrato, Juventus decidió vender su pase a Cagliari, por apenas cuatro millones de euros. Y en el cuadro italiano Isla nuevamente tuvo continuidad y pudo ser titular, jugando 35 partidos.

En 2017, Isla terminó su historia en el fútbol italiano y tras un desacuerdo económico con la dirigencia de Cagliari, partió rumbo a Turquía, siendo uno de los fichajes estelares de Fenerbahce, equipo donde se mantuvo hasta 2020. En el cuadro de Estambul estuvo tres temporadas, jugando 91 partidos.

El regreso a Sudamérica

En agosto de 2020, en medio de la crisis sanitaria mundial por la pandemia del Covid-19, Mauricio Isla fichó en uno de los colosos del continente, Flamengo, club donde se coronó campeón del Brasileirao ese mismo año; y en 2021 conquistó el torneo Carioca y la Supercopa de Brasil.

Finalmente, Isla empezó a perder terreno como titular en la banda derecha de Flamengo y a ser cuestionado por los hinchas, debido a su irregular rendimiento.

En la estadística, Isla jugó en total 81 partidos con Flamengo, marcando cuatro goles y 11 asistencias.

La gloria eterna con la selección chilena

En paralelo a su historia en el fútbol extranjero, Mauricio Isla escribió su nombre con letras de oro en la selección nacional, primero al terminar en el tercer lugar del Mundial Sub 20 en Canadá, y después al ser integrante de la «Generación Dorada» que fue a dos Copa del Mundo y conquistó las dos únicas Copas América de Chile.

Debutó en La Roja adulta bajo el alero de Marcelo Bielsa y participó en el Mundial de Sudáfrica 2010, que significó el regreso de Chile al torneo planetario después de 12 años. Isla jugó los cuatro partidos que tuvo nuestro país en la cita, las victorias sobre Honduras y Suiza, y las caídas ante España y Brasil, este último en octavos de final.

También participó en la Copa América de 2011, con Claudio Borghi en la banca, aunque la Roja terminó eliminada de forma increíble ante Venezuela.

En las clasificatorias rumbo a Brasil 2014, Isla nuevamente fue clave con su nivel y disputó todos los partidos, logrando el pasaje para la cita planetaria, esta vez bajo las órdenes de Jorge Sampaoli.

En Brasil, Chile hizo historia y cautivó al planeta por su juego ofensivo, venciendo a Australia y asegurando la clasificación a octavos de final con un triunfazo ante España, que en ese entonces era Campeón defensor en el Mundial.

Tras la derrota con Holanda, nuevamente el destino junto a Chile con Brasil en los octavos de final, y en un emotivo partido, recordado por el disparo al palo de Mauricio Pinilla, La Roja quedó eliminada en los penales.

Bicampeón de América

Las penas del fútbol se pasan con fútbol y un año después de la dolorosa eliminación, Isla hizo historia. En la Copa América celebrada en Chile, La Roja se coronó campeón y en la ruta al título el «Huaso» tuvo un rol vital, al anotar el gol de la victoria ante Uruguay en cuartos de final, con un derechazo tras recibir una asistencia de Jorge Valdivia. A día de hoy, muchos consideran que esa anotación fue la que permitió a la selección creer que la conquista del título era más que un sueño y podía lograrse.

Finalmente, Isla estuvo en la final ante Argentina, con triunfo por 4-1 en los penales y levantó junto a La Roja por primera vez la Copa América.

Un año después, Chile ratificó su gran nivel y la Generación Dorada otra vez hizo historia, al conquistar la inédita Copa América Centenario en 2016, celebrada en Estados Unidos. Isla fue de menos a más, finalmente siendo parte del equipo ideal del torneo.

Una constante pese al recambio

Chile era el Campeón de América y esperaba ir en ese rol a su tercer mundial consecutivo. En 2017, participó en la Copa Confederaciones y pese a perder la final ante Alemania, quedaron buenas sensaciones y se soñaba con una gran actuación en Rusia 2018. Sin embargo, La Roja fracasó y sufrió un duro golpe al quedar fuera de la Copa del Mundo.

La Roja se vio obligada a pensar en el recambio, pero nadie aún ha podido ocupar el espacio de Mauricio Isla. El lateral nacional ha sido dueño absoluto de la banda, tanto en la Copa América 2019, en que Chile terminó en cuarto lugar, como en las Clasicatorias rumbo a Qatar 2022, en donde nuestro país nuevamente no pudo lograr el pasaje mundialista.

En la estadística, ha jugado 136 partidos con La Roja y ha anotado cinco goles, siendo el cuarto futbolitsa con más duelos defendiendo la selección nacional, solo superado por Alexis Sánchez (148), Gary Medel (148) y Claudio Bravo (144).

Palmarés

Juventus

  • Supercopa de Italia 2012, 2013 y 2015
  • Serie A 2012-13, 2013-14 y 2015-16

Flamengo

  • Brasileirao 2020
  • Supercopa de Brasil 2021
  • Campeonato Carioca 2021

Selección chilena

  • Copa América 2015
  • Copa América Centenario 2016

 

Fuente Cooperativa