Economía rusa sigue en picada a pesar de discurso de Putin

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Rublo sigue en caída ante dólar y euro. Esfuerzos del presidente ruso parecen no haber funcionado.

El rublo se depreció este jueves frente al dólar, dado que los operadores juzgaron que un discurso del presidente ruso, Vladimir Putin, había ofrecido pocas medidas concretas para salvar a Rusia de la crisis.

Putin dijo que la economía de Rusia inevitablemente repuntaría, pero no presentó planes claros para enfrentar la crisis. Este año, el rublo ha caído cerca de un 45 por ciento contra el dólar.

Este jueves la moneda rusa perdió cerca de un 1,3 por ciento y quedó a 61 unidades por dólar, tras abrir con un alza del uno por ciento.

En relación con el euro, la moneda rusa ganaba un 0,1 por ciento a 75,05 unidades, tras caer durante el discurso de Putin.

La presión vendedora de este jueves sobre la divisa rusa era menos intensa que a principios de la semana, al llegar a marcar el martes un declive cercano al 20 por ciento frente el dólar.

El rublo ha sido golpeado este año por la baja en los precios del petróleo y por las sanciones que aplicó Occidente por la activa participación de Moscú en la crisis ucraniana.

Además, también le ha afectado la incapacidad del banco central ruso de levantarlo, pese a dos fuertes alzas en las tasas de interés.

La depreciación de la moneda rusa hace temer que Moscú tenga que recurrir a controles de capital.

El jueves, la agencia de calificación Fitch dijo que la extrema volatilidad del rublo y el alza en las tasas de interés va a agravar la recesión en Rusia el año próximo.

En su discurso, Putin prometió resolver en dos años la crisis, aunque sin concretar con qué medios, y acusó a los países occidentales de comportarse como “imperialistas” en el conflicto sobre Ucrania.

“En el caso más desfavorable para la coyuntura internacional, la situación puede durar dos años, pero es posible que mejore antes” y de todos modos se solucionará de forma “inevitable”, dado que la economía mundial sigue creciendo, explicó Putin.

“Vamos a utilizar las medidas empleadas con éxito en 2008”, afirmó, aunque no quiso aventurarse sobre la evolución de la situación.

El Jefe de Estado consideró posible tanto una subida del rublo como una nueva caída ante “los numerosos factores de incertidumbre”.

Reconocimiento

Aunque culpó a los “factores exteriores” de la crisis, y en particular la caída del precio del petróleo, reconoció que Rusia tiene parte de responsabilidad y que no ha diversificado lo suficiente su economía, muy dependiente de los hidrocarburos.

La crisis monetaria cierra un año complicado para Rusia, enfrentada a Occidente por el conflicto en Ucrania en la mayor crisis de este tipo desde la Guerra Fría.

La rebelión prorrusa en el este de Ucrania ha alejado a Moscú del gobierno de Kiev, pero también de Washington y Bruselas.

Lejos de cambiar de rumbo, Putin reafirmó que Rusia tiene “razón” y que su estrategia en Ucrania es la correcta, acusando a las autoridades ucranianas de llevar a cabo una “operación de castigo” contra los rebeldes del este.

“Considero que tenemos razón en lo que respecta a la crisis ucraniana. Y como ya dije, nuestros socios occidentales se equivocan”, afirmó.

Preguntado sobre el nuevo conflicto entre Rusia y Occidente 25 años después de la caída del Muro de Berlín, Putin acusó a los occidentales de construir un nuevo muro.

“Se trata de un muro virtual pero que ya empieza a ser construido”, dijo, y recordó lo que Rusia considera amenazas, como la ampliación de la Otán a los países bálticos y el escudo antimisiles en Europa oriental.

Fuente: eltiempo.com