Eurogrupo da a Grecia ultimátum financiero

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Grecia rechazó una propuesta de sus socios de la zona euro para prorrogar por seis meses el programa de rescate internacional manteniendo los términos del acuerdo con sus acreedores, lo que provocó confusión en las negociaciones sobre su deuda.

La reunión de los diecinueve países que componen el Eurogrupo y que comparten la moneda única terminó sin acuerdo sobre el futuro de la asistencia financiera a Grecia y dando de plazo a Atenas hasta el viernes para decidir si pide una ampliación del programa.

El ministro griego de Finanzas Yanis Varufakis se mostró dispuesto a aceptar prolongar el “acuerdo del préstamo” a Grecia, pero no el “programa”, y pidió a sus socios que dejen de lado los ultimatos y traten de encontrar con Atenas, “como iguales”, un acuerdo que sea una “buena solución”.

El Gobierno de izquierda griego que asumió el mes pasado prometió acabar con el programa de rescate de 240.000 millones de euros (270.000 millones de dólares), revertir políticas de austeridad y terminar con la cooperación con inspectores de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los griegos atribuyen a esas medidas la contracción de la economía y una elevación del desempleo por encima del 25 por ciento.

Antes del inicio de las conversaciones, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, dijo que Grecia había vivido por encima de sus posibilidades durante mucho tiempo y que en Europa no había ganas de darle más dinero sin garantías.

Si no se consigue un acuerdo aumentará el temor a que Grecia se encamine a una contracción del crédito que podría forzarla a salir de la zona euro.

Hasta ahora, el Banco Central Europeo ha permitido que el banco central griego le entregue financiamiento de emergencia a los bancos del país, pero se podrían imponer controles de capital si colapsan la negociaciones.