Funcionarios del Hospital de Copiapó continúan potenciando sus conocimientos en procuramiento de órganos y tejidos

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

En su constante objetivo por fortelecer y brindar una atención cada vez más integral, las profesionales de la Unidad de Procuramientos de Órganos y Tejidos del recinto asistencial brindaron una nueva capacitación sobre los alcances que involucra cada proceso de procuramiento de órganos.

En esta ocasión, los funcionarios que potenciaron sus conocimientos fueron los pertenecientes a la Unidad de Cuidados Críticos y Pabellón. Dos áreas de atención que junto al Servicio de Urgencia cumplen un rol crucial al momento de ocurrir una eventual donación de órganos. En este sentido, Ulda Lillo, enfermera supervisora de la Unidad de Procuramientos de Órganos y Tejidos, explicó que “el trabajo en equipo es vital  cada vez que se pueda generar una donación de órganos. Son varios eslabones de una cadena, donde cada uno de ellos cumple una función fundamental. Estos servicios se llevan el trabajo duro, nosotros sólo realizamos la coordinación con Santiago. Si no fuese por la labor de ellos, nada sería posible“ , detalló la profesional.

El año pasado el Hospital de Copiapó registró dos procesos de procuramiento de órganos. Este 2017 ya sumó uno más gracias al noble gesto de una nueva familia atacameña. Por este motivo, los funcionarios hospitalarios desean estar cada vez mejor preparados ante futuras donaciones, tal es el caso de Cristina Astudillo, quien se desempeña en el Servicio de Pabellón. “El trabajo en equipo es fundametal para que  todo resulte. Es un tema importante que se debe conversar en familia, que sepan quienes son donantes y se respete la decisión de cada familiar”. En tanto, Daniela Cifuentes, enfermera de la Unidad de Pacientes Críticos, indicó que “es importante estas intancias para que todos conozcamos lo que se realiza con cada detalle. Es un trabajo multidisciplinario muy importante. La idea es que sigamos potenciando nuestro trabajo en equipo porque es muy relevante y gratificante”, manifestó la profesional de la salud.

La meta para este 2017 es capacitar a un 70% de los funcionarios en esta materia. Un importante desafío que es valorado por el director del Hospital de Copiapó, Jaime Feijoó, tras señalar que “ todo lo que involucra este tema genera una sensibilidad y una expertiz muy especial en nuestros funcionarios. Todos los servicios que participan: Urgencia, UPC, Pabellón, por nombrar algunos, cuentan con un rol activo a través de cada equipo clínico que participa, es decir, médicos, enfermeras, personal técnico, administrativos, etc. Es una gran coordinación que ha culminado con pacientes trasplantados de nuestra región y del país. Por ello, queremos manifestar nuestros reconocimientos a cada uno de los funcionarios que participa cada vez que se genera un procuramiento de órganos”.