Homicidios, violaciones y robos violentos de vehículos registraron preocupante aumento en 2022

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Según reveló un informe de Libertad y Desarrollo, el año pasado, en promedio, hubo dos homicidios, ocho violaciones, 35 “portonazos” o “encerronas” y 88 robos de vehículos al día.

 

Lo homicidiosviolaciones y robos violentos de vehículos alcanzaron sus cifras más altas de los últimos años en 2022, según reveló un informe de Libertad y Desarrollo con datos del sistema STOP de Carabineros.

El estudio, que consolidó distintas cifras de delitos ocurridos el año pasado, detalló que, en un promedio diario, se registraron dos homicidiosocho violaciones35 «portonazos» o «encerronas» y 88 robos de vehículos al día.

Desde Carabineros, en tanto, complementaron que los ilícitos de mayor connotación social aumentaron el año pasado en un 45 por ciento en comparación con el 2021, consignó El Mercurio.

Según datos del informe, respecto al 2021, el año pasado los robos aumentaron un 53 por cientolos hurtos un 46 por ciento, los homicidios un 42 por cientolas violaciones un 12 por ciento y las lesiones 25 puntos porcentuales.

Además, se registró un preocupante aumento de los delitos clasificados como «con violencia» o «con fuerza»: los robos con violencia subieron un 63 por ciento y los robos con fuerza en un 47 por ciento. Los robos violentos de vehículos, por su parte, casi se duplicaron.

«LA NATURALEZA DEL CRIMEN HA CAMBIADO»

El registro fue abordado por Daniel Rebolledo, sociólogo e investigador de Libertad y Desarrollo, quien detalló que el 2022 «se consolidó como el año con el mayor número de homicidios, violaciones y robos de vehículos, lo cual entrega sustento a la idea de que la naturaleza del crimen ha cambiado en los últimos años en el país«.

Debido a eso, señaló a El Mercurio que es necesario «avanzar en las capacidades de investigación de las policías y las capacidades con las que cuenta el Estado para poder perseguir el patrimonio de las organizaciones criminales«.

«No sacamos nada aumentando las penas por estos delitos sino somos capaces de poder llevar a los culpables ante la justicia y poder probar que cometieron los crímenes«, advirtió Rebolledo, quien indicó que para abordar eso se necesita una «especialización», la que se debe aplicar «en el ámbito persecutor (policías y fiscalía) y en los tribunales, que son quienes imparten finalmente la justicia».

«Es necesario explorar el modelo de unidades especializadas en crimen organizado tanto en la fiscalía como en los tribunales», cerró al medio antes citado.