Hungría cierra sus fronteras y detiene a los primeros migrantes

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Hungría cerró este martes su frontera con Serbia para impedir la llegada de miles de migrantes y detuvo a varios de ellos tras endurecer su legislación, una nueva muestra de la división de los países de la UE para acoger a los refugiados.

“Europa se cubrió una vez más de vergüenza”, dijo este martes el vicecanciller alemán Sigmar Gabriel, un día después del fracaso de una reunión de urgencia en Bruselas para repartirse a los refugiados entre los 28 países de la UE.

En lo que va de año, más de 500.000 migrantes han llegado a las fronteras de la UE, que vive su crisis migratoria más grave desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Este martes se vivió un nuevo drama con la muerte de al menos 22 migrantes que intentaban llegar a Europa, entre ellos cuatro niños, en el naufragio de su embarcación entre Turquía y Grecia.

A pesar de la emoción y de la solidaridad suscitadas por la llegada de miles de refugiados, en su mayoría sirios que huyen de la guerra, la UE fracasó el lunes en poner en marcha cuotas obligatorias para acoger a otros 120.000 refugiados, además de los 40.000 que ya se acordaron en julio.

200.000 LLEGADAS EN HUNGRÍA

Hungría, el principal país de tránsito para los que quieren llegar a Alemania, cerró sus fronteras y arrestó a 60 migrantes, acusados de haber “dañado” la valla de 175 kilómetros en la frontera con Serbia. Este delito está penado con 5 años de prisión en virtud de la nueva legislación que entró en vigor a medianoche.

Desde el lunes a medianoche, la policía húngara tomó posiciones en el paso fronterizo con Serbia, cerca de Roszke, para impedir la entrada de migrantes.

“Habíamos oído que los húngaros querían cerrar su frontera pero nos dijeron que sería el martes”, explicó el lunes Hasán, un sirio de unos 30 años rodeado de varias personas que lloraban.

El martes por la mañana, cerca de 300 migrantes, entre ellos varios niños, esperaban la reapertura del paso y algunos durmieron en el lugar en 50 tiendas de campaña proporcionadas por asociaciones humanitarias.

El lunes pasaron por la zona 9.380 migrantes, una cifra récord que lleva a 200.000 el número de personas que han entrado en Hungría en lo que va de año.

AFP