A 10 años del comentado paso de Morrissey por el Festival de Viña

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

El cantante inglés marcó la historia del evento con su polémica con el jurado, con Cristián Sánchez y por interpretar éxitos de The Smiths en la Quinta Vergara.

 

Como parte de los números anglo que caracterizaron las últimas décadas del Festival de Viña, el inglés Morrissey se presentó en la Quinta Vergara marcando uno de los momentos más polémicos del evento.

El ex The Smiths actuó la noche del 24 de febrero de 2012, mismo día que incluyó los números de Daniel Muñoz y Salvatore Adamo. Morrissey fue el encargado de cerrar la jornada, que saltó al escenario minutos antes de la una de la mañana.

Sin embargo, su polémico paso tuvo capítulos previos, como la solicitud del artista de que no se vendiera ningún alimento con carne en la Quinta Vergara y que Eva Gómez no vistiera nada de origen animal, algo que la misma conductora de ese entonces confirmó al no usar un vestido de plumas que aseguró estaba hecho con estas estructuras que las aves botaban naturalmente.

Pero lo que más quedó del paso de Morrissey fue su polémica con el jurado al pedir que no se realizara la presentación de la Competencia Folclórica, lo que hizo que los integrantes decidieran abandonar su lugar en primera fila.

Pero además, Morrissey y su producción exigieron que se sacara de las primeras filas a Cristian Sánchez. Las razones nunca han sido claras y las teorías van de un «aura negativa» del periodista hasta gestos a cámara que incomodaron al músico.

En cuanto al show, Morrissey tocó 19 canciones con un setlist enfocado principalmente en su carrera solista, con temas como «First of the Gang to Die», «Everyday Is Like Sunday y «You Have Killed Me», además de traer canciones de The Smiths, como los hits «There Is a Light That Never Goes Out», «Meat Is Murder» y «How Soon Is Now?».

Por años se recordó el paso de Morrissey por Viña debido a su actitud negativa frente al evento, pero luego fue «reemplazado» con el «premio Limón» por Adam Levine y su polémica actuación al frente de Maroon 5 en 2020.