No tiene festival: Canales organizadores aseguran que Viña 2021 “no es viable”

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

TVN y Canal 13 exigen que la Contraloría intervenga en el contrato firmado con la municipalidad.

 

TVN y Canal 13, los canales que actualmente poseen la concesión para organizar el Festival de Viña del Mar, aseguraron que llevar a cabo el evento el próximo año «no es viable».

Mediante una declaración pública, las compañías televisivas sostuvieron que el pasado 2 de octubre enviaron una carta dirigida a la alcadesa Virginia Reginato para «plantear las condiciones que imposibilitan la realización del Festival de Viña del Mar 2021 bajo los términos que establece la actual concesión».

Además, el documento firmado por los directores ejecutivos de TVN y Canal 13, Francisco Guijón y Maximiliano Luksic, exige a la Comisión Promoción del Festival de Viña un pronunciamiento sobre el supuesto impacto económico que ha tenido la pandemia sobre el «equilibrio económico financiero del contrato».

«Al verse impedidos los canales de llevar a cabo la concesión en los términos en que fue adjudicada, se informó que se solicitará a la Contraloría General de la República que se pronuncie sobre el estado actual en la que se encuentra el estado de la concesión», agregaron.

Por su parte, Luksic señaló el llevar a cabo el Festival de la forma tradicional «no es viable bajo ningún punto de vista», y es por eso que apelan «al criterio de la municipalidad para enfrentar las condiciones actuales».

En tanto, Guijón de TVN concluyó que «consideramos que la decisión de suspenderlo es lo correcto».

En 2018 esta alianza televisiva, que además integra la cadena internacional Fox, se adjudicó la concesión para organizar el Festival de Viña del Mar por cuatro años, habiendo cumplido hasta el momento con dos ediciones.

Pese a los esfuerzos de la Municipalidad de Viña del Mar por buscar alternativas para la realización del Festival en 2021, el ministro de Salud Enrique París dijo el pasado 29 de septiembre que el evento «no se puede hacer porque en febrero, aunque tengamos vacunas, no vamos a tener a toda la población vacunada y puede haber un brote gigante, ahí no hay cómo controlar a la gente».