Argentinos luchan con crisis de vivienda semanas antes de elección presidencial

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Para Silvia Gauna juntar los pesos necesarios para pagar el arriendo del departamento de una sola habitación en el que vive junto a su hija adolescente en Buenos Aires es un esfuerzo enorme.

 

La elevada inflación argentina ha impulsado el valor de los alquileres, y los salarios y niveles de empleo reflejan la recesión en la que se encuentra hundido el país.

Además, Gauna, una recepcionista de hotel de 49 años, perdió en agosto el puesto de trabajo que mantuvo por años y ahora se enfrenta al abismo al que un creciente número de inquilinos de la nación se han visto empujados: perder su vivienda.

Así, el drama de Gauna y su hija es solo un ejemplo de la crisis habitacional más amplia que existe en Argentina, donde el malestar económico y el descontento popular está inclinando la economía del país nuevamente hacia la centroizquierda, a menos de dos semanas de las elecciones presidenciales.

En la capital Buenos Aires, el distrito más rico del país, cerca del 40% de los inquilinos luchan por pagar sus alquileres, que aumentan a un ritmo más veloz que los salarios, según la oficina de la Defensa del Pueblo de la ciudad autónoma.

“Que mejore la situación económica porque la inflación nos está matando, nos está comiendo el bolsillo. O comemos, o pagamos las tarifas, o pagamos el alquiler”, dijo Gauna desde el cuarto que oficia tanto de alcoba como de comedor en el que vive junto a su hija.

Gauna perdió su trabajo en el momento en que el presidente argentino Mauricio Macri -quien busca una reelección- sufrió una cruda derrota en las primarias presidenciales ante el candidato del peronismo de centroizquierda Alberto Fernández.

La crisis de inquilinos en Argentina se produce a semanas de las elecciones que eyectarían del poder a Macri, un liberal que fue alcalde de Buenos Aires y asumió la presidencia con la promesa de eliminar la pobreza. Hoy está terminando su mandato con millones de nuevos pobres en Argentina.

Fernández es el principal candidato a triunfar el 27 de octubre. El peronista correrá junto a la expresidenta Cristina Fernández como candidata a vicepresidenta. Cristina Fernández, quien lideró dos mandatos entre 2007 y el 2015, tiene un fuerte respaldo popular gracias a un amplio plan de subsidios que aplicó durante sus gestiones.

El presidente de la asociación Inquilinos Agrupados, Gervasio Muñoz, dijo que las reformas liberales de Macri y la crisis económica del país han generado una situación difícil para quienes arriendan.

“No se veía desde hace mucho tiempo, te diría desde el 2001/2002 (el período de la mayor crisis económica y social argentina) que tantas familias en Argentina no sepan dónde van a vivir porque no pueden pagar más el alquiler”, dijo Muñoz.