Bolivia inicia conmemoración de los 143 años de pérdida de su acceso al mar

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Bolivia inició este martes los actos conmemorativos por los 143 años de pérdida de su litoral con el traslado de los restos del prócer Eduardo Abaroa a una plaza del mismo nombre en La Paz y ratificando su «compromiso» por recobrar un acceso soberano al mar.

El mandatario boliviano, Luis Arce, encabezó un gran desfile que atravesó el centro de la ciudad, en el que también participaron el vicepresidente David Choquehuanca y los presidentes del Senado, Adrónico Rodríguez, y de la Cámara de Diputados, Freddy Mamami Laura, junto a otros funcionarios del Gobierno.

El recorrido inició después de que la urna con los restos de Abaroa fueron retirados de la Basílica de San Francisco, para montarla sobre una especie de carruaje conectado a un vehículo militar antiguo seguida por una marcha de funcionarios del Gobierno y un desfile castrense.

Delante del vehículo militar, una banda del Regimiento Colorados de Bolivia, una división de las Fuerzas Armadas que es simbólica por su presencia en la Guerra del Pacífico de finales del siglo XIX, abrió paso a la caravana mientras entonaba himnos que reivindican el centenario reclamo por el retorno al mar.

«Renovamos y reafirmamos una vez más nuestro sagrado deber de defender nuestro derecho y territorio con el compromiso de retornar a las aguas del Pacífico a través de un puerto soberano», dijo el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, en un breve acto en la plaza Abaroa, sitio en el que permanecerán los restos del prócer hasta la finalización de los actos de este miércoles.

En 2018, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sentenció que Chile no tiene una obligación de negociar a favor de Bolivia una salida al mar por una demanda que éste presentó cinco años antes.

Bolivia había articulado su postura en base a los derechos que supuestamente habían generado algunas negociaciones que tuvieron los distintos Gobiernos de ambos países a lo largo del tiempo.

Novillo aseguró que en su resolución final la CIJ «reconoce que la situación territorial está aún pendiente» y que existe la necesidad de «construir diálogos con base en la racionalidad y la verdad histórica«, algo que el Gobierno boliviano ha sostenido tras conocerse ese fallo.

La controversia judicial en la CIJ hizo que ambos países, que no tienen relaciones diplomáticas desde la década de 1970 justamente por este tema, se haga más tensa con fuertes fricciones verbales entre los que fueron sus principales funcionarios.

La reciente ascensión de Gabriel Boric a la Presidencia de Chile y ciertas afinidades ideológicas con el Gobierno boliviano abrieron la posibilidad de establecer una nueva etapa de relaciones entre los países.

Recientemente, el mandatario chileno aseguró que existe la «predisposición» junto a Bolivia para mejorar las relaciones aunque dejó en claro que «Chile no negocia su soberanía», mientras que la Cancillería boliviana enfatizó que la reivindicación marítima «es irrenunciable».

Para este miércoles se tienen previstos los actos centrales del Día del Mar en el que se aguarda un mensaje del presidente boliviano.

En abril, Chile y Bolivia volverán a verse en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por la demanda chilena sobre los derechos de las aguas del Silala.