Bolsonaro dijo que, con un posible regreso de Lula al poder, los brasileños “tendrán mucho que perder”

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, reconoció este domingo que las elecciones probaron que hay una «voluntad de cambio», pero aseguró que en la segunda vuelta ante el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva le mostrará al país que «no puede ser para peor».

Lula se impuso en las elecciones celebradas este domingo con un 48,3% frente al 43,2% que obtuvo el mandatario y líder de la ultraderecha que aspira a una reelección y que se mostró «plenamente confiado» en que la logrará el próximo 30 de octubre.

Aunque no terminó de reconocer la victoria de Lula, Bolsonaro tampoco puso en duda el resultado y aseguró que «mucho voto fue por la condición del pueblo», que «sintió el aumento de los precios de los productos», que atribuyó a la inflación que dejó la pandemia y que se agravó con la invasión rusa a Ucrania.

«Tenemos una segunda vuelta por delante» y «podremos mostrarle a la población que la inflación está bajando» y que el gobierno «no ha dejado de atender a los más pobres» mediante diversos subsidios que fueron aprobados en los últimos meses, afirmó.

«Entiendo que hay una voluntad de cambio, pero ciertos cambios pueden ser para peor«, dijo el mandatario, en declaraciones que dio a periodistas a la puerta de su residencia oficial en Brasilia.

Además, se mostró convencido de que en la campaña para la segunda vuelta tendrá más tiempo para explicarles a los brasileños que «un cambio por la izquierda siempre es peor«, citando ejemplos como Argentina, Colombia y nuestro país, e insistió en que los brasileños «no pueden correr el riesgo de perder su libertad«.

Según Bolsonaro, con un posible regreso de Lula, los brasileños «no ganarán nada y, por el contrario, tendrán mucho que perder«.

Entre lo que pudiera tener que «resignar» la sociedad en caso de una victoria del líder progresista, Bolsonaro aseguró que estarían «la libertad religiosa» y el «respeto» que su gobierno tiene por «la familia» y los «valores tradicionales».