Ecuador pospone el debate de destitución de su presidente Guillermo Lasso

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

La sesión parlamentaria fue suspendida después de casi ocho horas de deliberaciones y será retomada la tarde del domingo. Si la moción triunfa el país se vería abocado a elecciones anticipadas.

 

El Congreso de Ecuador aplazó para la tarde de este domingo (26.06.2022) el debate de destitución del presidente derechista Guillermo Lasso luego de deliberar casi ocho horas el sábado sobre su responsabilidad en la «conmoción interna», que dejan trece días de sangrientas protestas indígenas.

«Procedo a suspender la presente sesión y la convoco para su continuación el día domingo a las 16 horas (locales, 23:00 CEST)», dijo Virgilio Saquicela, presidente del Parlamento. Unos 30 congresistas se pronunciaron a favor y en contra de Lasso en un debate virtual que empezó hacia las 18:00 locales (01:00 CEST) del sábado por solicitud de la oposición, que juntó las 47 firmas necesarias para pedir la salida del presidente del poder.

Elecciones anticipadas si la moción triunfa

La bancada de Unión por la Esperanza, afín al expresidente socialista Rafael Correa (2007-2017), acusó a Lasso de la «grave crisis política y conmoción interna» que sacude al país desde el 13 de junio, con manifestaciones y bloqueos casi diarios. «Vamos a elecciones anticipadas, que Lasso se vaya a su casa», clamó la asambleísta Pierina Correa, hermana del exmandatario.

El jefe de Estado, un exbanquero que asumió hace un año, no asistió al debate pero designó a su secretario jurídico, Fabián Pozo, para leer su defensa. «Los asambleístas (…) buscan desestabilizar la democracia», declaró Pozo. El movimiento indígena y el gobierno sostuvieron un primer acercamiento el sábado, y horas después Lasso puso fin al estado de excepción que regía en seis de las 24 provincias del país con un robusto despliegue militar y toques de queda nocturnos. A las masivas movilizaciones en Quito siguieron choques con la fuerza pública, avivados por la represión policial.

Ríos de indignados protestan en Ecuador en rechazo al elevado costo de vida que hunde a sus territorios en la pobreza. Su punta de lanza es la reducción del precio de los combustibles que encareció los fletes en las regiones agrícolas. El líder del movimiento, Leonidas Iza, ha pedido que «nos cuidemos entre nosotros; no queremos más muertes». A su vez, ha recordado las protestas de 2019, donde también se les «calificó de violentos».

Lasso culpa del caos a Iza, presidente de la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas. «Aquí no hay un luchador social, aquí hay un anarquista (…) que quiere derrocar un gobierno», dijo el sábado el gobernante en una entrevista. La destitución del mandatario requiere 92 de los 137 apoyos posibles en el Congreso. Después de los debates, los diputados tendrán un máximo de 72 horas para votar. De ser aprobado, el poder lo asumiría el vicepresidente Alfredo Borrero y se llamarían a elecciones presidenciales y legislativas para el resto del período (hasta 2025).

lgc (efe/afp/ep)