El guineano internado en Río de Janeiro da negativo en prueba de ébola

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

El paciente está asintomático y en buen estado y continuará aislado hasta que se tengan resultados de un segundo examen.

El guineano Souleymane Bah, internado desde el viernes en un hospital de Río de Janeiro, dio negativo en la primera prueba de ébola, anunció hoy el Ministerio de Salud de Brasil.

El paciente está asintomático y en buen estado y continuará aislado hasta que se tengan resultados de un segundo examen, para el que se le tomarán muestras de sangre mañana, 48 horas después del primero, realizado este viernes, según un comunicado.

Si el resultado del segundo examen es también negativo, el paciente saldrá del aislamiento y se desmontará el sistema de vigilancia establecido para monitorizar el estado de salud de 64 personas que posiblemente tuvieron contacto con Bah desde el pasado miércoles, cuando presentó síntomas por primera vez.

En una rueda de prensa en Brasilia, el ministro de la Salud, Arthur Chioro, dijo que ninguno de los 64 posibles contactos ha presentado síntomas y confirmó que Bah continúa «estable» y «sin señales de síntomas».

El guineano también ha dado negativo en las pruebas de la malaria y del dengue, según el ministro.

La segunda prueba de ébola, al igual que la primera, será realizada en el Instituto Evandro Chagas, un laboratorio especializado en dolencias tropicales y fiebres hemorrágicas, situado en la ciudad amazónica de Belén, capital del estado de Pará.

Bah dejó Guinea Conakry el pasado 18 de septiembre, un día después llegó a Brasil y el pasado jueves acudió a un centro médico en Cascavel, en el estado de Paraná (sur) relatando que en la víspera había sentido fiebre, tos y dolor de garganta.

Debido a que procede de uno de los países más afectados por el ébola y por encontrarse dentro del período de incubación, que es de 21 días, Bah fue considerado como un caso «sospechoso» y por ello las autoridades aplicaron inmediatamente los protocolos internacionales.

El paciente fue trasladado a Río de Janeiro, donde permanece en aislamiento en el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Evandro Chagas, el centro de referencia para el ébola en el país.

El ministro afirmó que es «inevitable» que algún enfermo de ébola pueda llegar al país, aunque aseguró que «Brasil continúa siendo un país con baja probabilidad de transmisión de la enfermedad».

No obstante, Chioro defendió que no se apliquen medidas de control de viajeros en las fronteras y afirmó que «la principal medida» de prevención es la evaluación del paciente en el país de origen, para evitar que viajen personas con síntomas de ébola.