El Salvador elevó cinco veces las penas por ser parte de las pandillas criminales

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

La enmienda al código penal salvadoreño establece que pertenecer a una pandilla se juzgará con sentencias de 20 a 30 años.

 

El congreso de El Salvador aprobó este miércoles un marcado aumento de penas contra los miembros de las pandillas. La iniciativa legal llega tras una ola de homicidios en el país centroamericano el pasado fin de semana. Los crímenes llevaron a que el ejecutivo declarara un régimen de excepción.

La medida avanzó sin debate parlamentario y por solicitud del gobierno de Nayib Bukele. Se trata del primero de ocho proyectos de ley en el marco del estado de excepción. El incremento de penas fue aprobado con 76 votos de 84 diputados con el propósito de “reprimir y disuadir” a los grupos criminales.

Prensa Libre da cuenta que la enmienda establece que pertenecer a una pandilla se juzgará como agrupación ilícita y acarrea condenas de 20 a 30 años. También se establecieron penas de 40 a 45 años de cárcel para “los creadores, organizadores, jefes, dirigentes, financistas o cabecillas”.

Antes de la reforma los pandilleros enfrentaban penas de tres a cinco años de cárcel y para sus jefes eran de seis a nueve años. El congreso también evalúa leyes para proteger las identidades de jueces y otros funcionarios, además de eliminar la libertad condicional para delitos como el homicidio.

El ejecutivo de Bukele también pidió al congreso 80 millones de dólares, con 20 que se entregarán al ejército y 60 que serán para rearmar a las fuerzas de seguridad. El gobierno además llamó a aprobar una ley para entregar recompensas a quienes denuncien o entreguen a pandilleros.