¿Es recomendable beber café o té después de almuerzo? Cuidado, podría afectar la absorción de hierro

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Es común que después de una contundente comida, las personas beban una taza de café o té para recuperar fuerzas y continuar con el resto de la jornada. Pues bien, hacerlo después de almorzar, podría traer más desventajas que beneficios para la salud.

 

Luego de un contundente almuerzo, generalmente las personas toman una taza de té o café para acompañar un postre, como bajativo o compartir con amigos una conversación. Sin embargo, este hábito puede generar una mala incorporación de los nutrientes en el cuerpo si se realiza después de almorzar.

Aunque no parezca tan relevante, beber café o té después de comer puede impedir que nuestro organismo absorba de manera correcta un componente tan vital como el hierro, un mineral esencial en la dieta de las personas.

El portal de salud MedlinePlus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, especifica que “el cuerpo humano necesita hierro para producir las proteínas hemoglobina y mioglobina que transportan el oxígeno”. Lo que puede afectar las células sanguíneas del organismo.

Este elemento está presente en una gran cantidad de alimentos que se consumen a diario, tales como las carnes rojas, pescados y mariscos, legumbres (en especial las lentejas) y vegetales de hoja verde (como la acelga o espinaca). También, se puede encontrar en suplementos alimenticios para aquellas personas que no pueden comer determinados productos.

 

¿Dónde está el problema?

El problema de tomar té o café después de almuerzo radica en una pequeña sustancia química llamada tanino, la cual está presente en estas bebidas, y que afecta la absorción del hierro durante el proceso digestivo.

En este sentido, la doctora Alba Santaliestra, especialista en nutrición, menciona al portal CuidatePlus que “si en tu comida has tomado una buena fuente de hierro, sería recomendable poder espaciar en el tiempo los alimentos ricos en taninos, como es el caso del café”.

Otros productos que contienen esta sustancia son el té (negro y verde), el vino tinto, el chocolate y los frutos secos, entre muchos otros.

Si bien no es malo beber este tipo de bebidas después de almorzar, se recomienda esperar un tiempo prudente para que se realice el proceso digestivo correctamente.

En este sentido, la Dra. Santaliestra aconseja esperar un margen de tiempo promedio de entre 60 y 90 minutos aproximadamente después de comer, para que el cuerpo tenga el tiempo suficiente para incorporar este mineral.

 

¿Qué ocurre si no absorbo suficiente hierro?

Para mantener un cuerpo saludable es necesario contar con una serie de vitamina y minerales, entre ellos el hierro. Si una persona carece de esta sustancia, puede desarrollar enfermedades que ponen en riesgo la salud.

Según MedlinePlus, el organismo requiere una cantidad adecuada de este mineral, ya que si hay muy poco es probable desarrollar anemia por deficiencia de hierro. Algunos síntomas de esta patología incluyen cansancio, taquicardias, palidez y dificultades para respirar.

En el caso de las embarazadas, no tener una adecuada cantidad de hierro puede afectar el crecimiento del bebé que está por nacer. Lo mismo ocurre en niños y adolescentes que no consumen alimentos con este mineral.

Cabe mencionar que, si una persona presenta problemas relacionados con la deficiencia de esta sustancia en la dieta, es recomendable visitar a un especialista para descartar problemas graves de salud y establecer un régimen alimentario adecuado para sumar un mayor porcentaje de este mineral.