Expresidenta de Bolivia se descompensó durante audiencia para solicitar el término de su prisión

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Jeanine Áñez no pudo completar el procedimiento y el juez reprogramó la vista para este lunes 21 de febrero.

 

La expresidenta boliviana no pudo terminar la audiencia judicial en la que solicitaba el término de su detención preventiva. Jeanine Áñez se descompensó en la sesión virtual y el juez se vio forzado a postergar el proceso hasta el lunes. La exgobernante interina mantiene una huelga de hambre.

Su abogada Norka Cuéllar dijo al magistrado que “está temblando. No se puede ni siquiera parar: si lo hace, se desmaya“. Áñez de 54 años fue atendida en la cárcel de La Paz donde está recluida. El médico que visitó a la exmandataria derechista informó que está “delicada” pero “no amerita una internación”.

Áñez se mantiene sin ingerir alimentos desde el 9 de febrero, en la víspera del juicio por su rol en el golpe de estado a Evo Morales en 2019. La fiscalía la acusa de asumir la presidencia de forma inconstitucional y de autorizar la represión militar que dejó decenas de personas fallecidas.

El doctor que revisó a Jeanine Áñez en prisión comentó al juez que “ella definirá si continúa con su huelga de hambre”. El hecho se produce justo cuando una misión de Naciones Unidas evalúa la independencia de la justicia boliviana, ante las acusaciones de la derecha de presiones del gobierno.

Página Siete informa que al momento de la crisis de Áñez, una doctora del penal manifestó que “la paciente se encuentra con una crisis ansiosa”. En la capital boliviana se encuentra el relator especial sobre la independencia de magistrados y abogados de la ONU, Diego García-Sayán.