Hillary Clinton admitió el uso del correo privado en asuntos oficiales

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Hillary Clinton afirmó este martes que consideró “conveniente” usar su cuenta personal de correo electrónico para tratar asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado de Estados Unidos, entre 2009 y 2013, ya que ese Departamento se lo permitió y le pareció “más fácil”.

Esta es la primera ocasión en la que Clinton, potencial candidata demócrata a la Presidencia de Estados Unidos en 2016, habla con los periodistas sobre informaciones que dieron cuenta de que usó exclusivamente su cuenta privada de correo electrónico para sus comunicaciones oficiales cuando estuvo en el Gobierno.

Clinton habló en los pasillos de la sede de Naciones Unidas después de participar en una reunión sobre igualdad de género.

En su declaración, la también ex primera dama de Estados Unidos dijo que a pesar de que cuando llegó al Departamento de Estado le pareció “más fácil” usar una sola cuenta de correo electrónico, en lugar de dos, la privada y la oficial, “mirando atrás” a lo mejor no fue lo más acertado, aunque en aquel momento “no fue un tema” que se hubiera planteado.

Clinton, que estuvo al frente del Departamento de Estado entre 2009 y 2013, afirmó que la “gran mayoría” de sus correos electrónicos desde su cuenta privada fueron dirigidos a empleados del Gobierno y de funcionarios, que quedaron grabados en el registro oficial del sistema público.

También declaró que cuando se le requirió presentar copias de esos correos electrónicos las entregó “enseguida”, con cerca de 55.000 páginas, a pesar de que las oficinas oficiales “tenían ya la gran mayoría de ellos”.

Aun así, optó por quedarse con correos electrónicos privados, como temas familiares o “rutinas de yoga”, porque “nadie quiere que sus correos electrónicos personales se hagan públicos”. “Espero que eso se respete”, añadió.

La ley estadounidense obliga a que todas las comunicaciones de los funcionarios del Gobierno queden archivadas en las respectivas agencias y departamentos.

Sobre esto, según el Departamento de Estado, Clinton le envió todas sus comunicaciones con su correo electrónico privado para cumplir la normas.