Indígenas Ecuador y sindicatos mantienen presión sobre Moreno en Ecuador

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Indígenas y sindicatos de Ecuador mantuvieron una protesta el sábado y prometieron no ceder en su intento de revocar las medidas de austeridad impuestas por el presidente Lenín Moreno que han convulsionado al país por tres días.

Las manifestaciones, que se tornaron violentas, se han convertido en un desafío para Moreno, quien asumió el cargo en el 2017 y puso a la nación petrolera en un camino promercado después de años de un gobierno de izquierda.

Comunidades indígenas obstaculizaron con piedra, palos y neumáticos algunas carreteras en el norte y sur del país, dijeron testigos, mientras la policía los instaba a dispersarse.

Los líderes indígenas llamaron a mantener la protesta, luego de que la noche del viernes los transportistas decidieron levantar la huelga tras dos días de haber paralizado al país en oposición a la eliminación de subsidios a los combustibles.

“Continuamos con la protesta en cada uno de nuestros territorios. No nos va a debilitar el alza de paro de los transportistas (…), el movimiento indígena está en movilización indefinida en todo el país”, dijo Jaime Vargas, presidente de la organización indígena CONAIE.

“Con cárcel o sin cárcel la decisión está firme”, agregó vía telefónica a Reuters.

En las protestas del jueves y viernes se registraron disturbios y destrozos de bienes públicos, lo que obligó a Moreno a declarar un estado de excepción por 60 días y a detener a unas 379 personas, entre ellos líderes de los transportistas.

El mandatario ha dicho que no desistirá de su decisión de poner fin a los subsidios de diésel y gasolina extra, que han estado vigentes por décadas, y que está abierto al diálogo para evaluar medidas de compensación.

“El término del paro de los transportistas es un triunfo del país, de la paz ciudadana”, dijo el canciller ecuatoriano José Valencia, a la prensa extranjera en Quito.