Las mujeres blancas universitarias podrían salvar a Hillary

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Desde que Richard Nixon triunfó en las elecciones de 1968, los candidatos presidenciales republicanos han triunfado entre los votantes blancos. Pero, de acuerdo al Pew Research Center, mientras que los hombres de este segmento han mantenido su respaldo a los conservadores, las mujeres blancas se han inclinado desde 1980 por los candidatos demócratas por un promedio de ocho puntos. Y ahora, las mujeres blancas con estudios universitarios podrían ser exactamente lo que Hillary Clinton necesita para poder llegar a la Casa Blanca.

Para las elecciones del próximo martes, se estima que estas mujeres serán el mayor bloque de votantes blancos no hispanos (77%), lo que podría ser el talón de aquiles de Donald Trump. En 2012, uno de cada cinco votantes eran mujeres con estudios. Y se espera que para este año la cifra aumente.

La campaña de la candidata demócrata se ha visto duramente afectada esta semana luego de que el FBI anunciara que reabrirá la investigación en su contra por la utilización de su correo personal cuando era secretaria de Estado. Y por el lado republicano, Trump no ha dudado en celebrar la noticia y aprovechar de llamar nuevamente “deshonesta” a su rival demócrata.

Las encuestas han mostrado que esta noticia ha afectado a la ex primera dama. De acuerdo al sitio de estadísticas RealClearPolitics, Hillary tiene un 47% de intención de voto, mientras que Trump un 45,3% a nivel nacional. Ayer, el diario The New York Times reveló una encuesta donde la ex primera dama está tres puntos arriba. Pero hace unas semanas, la distancia era de 12 puntos. La elección está reñida y las encuestas cambian día a día.

En los estados clave, que definirán la elección del martes, ambos candidatos están peléandose a los votantes. En Florida, uno de los estados históricamente más competitivos, Hillary tiene en promedio un 45,8% de respaldo frente un 46,1% de Trump. En Carolina del Norte, ambos candidatos están empatados con un 46,4% y en Ohio, el republicano está arriba por casi tres puntos. No así en Pennsylvania y Colorado, donde Clinton estaría ganando.

La ex secretaria de Estado sabe que las mujeres son esenciales para esta votación y que ahí está la llave para definir los comicios. Es por eso que en las últimas semanas ha enfocado su discurso directamente hacia ellas, especialmente tras la serie de denuncias de abusos sexuales que recibió su rival republicano. Y, además, está consciente de que las mujeres blancas con estudios universitarios es donde tiene alto porcentaje de apoyo. Barack Obama ganó con un 52% de respaldo en este segmento en 2008 y obtuvo un 46% de su apoyo en 2012, seis puntos menos que su rival republicano, Mitt Romney.

Así, por primera vez, las mujeres blancas con estudios podrían ser el trampolín perfecto que necesita Hillary para ganar la Casa Blanca.

De acuerdo al Centro de Investigación Brookings Institution, el respaldo hacia la ex secretaria de Estado entre las mujeres que pasaron por la universidad aumentó considerablemente luego de las convenciones de ambos partidos en junio, fecha en que se nomina formalmente al candidato que representará a la colectividad en los comicios.

De acuerdo a una encuesta del diario The Washington Post y la cadena ABC de mediados de julio, Clinton tenía una pequeña ventaja con Trump entre las mujeres blancas universitarias, de un 45% frente a un 42%. La misma encuesta en agosto muestra que Hillary se disparó 19 puntos de su rival, con un 57% y un 38% de Trump. En ese entonces, señala The Brookings Institution, Clinton podría haber ganado por más de cuatro millones de votantes blancas graduadas.

Y la tendencia se ha mantenido. El diario The Washington Post desmenuzó la encuesta que reveló esta semana, la que tras ser actualizada ayer muestra a la aspirante demócrata dos puntos más arriba que el magnate, cuando el martes los números mostraban que Trump estaba un punto arriba.

¿Cambio de tendencia?

En este sondeo, el candidato republicano se encuentra 27 puntos más abajo que la ex primera dama entre las mujeres blancas con estudios superiores. De acuerdo a esta encuesta, Hillary posee un 56% de respaldo en este segmento, mientras que Trump sólo un 32%. No así entre las mujeres blancas sin estudios, donde el empresario se impone en intención de voto con un 64% frente un 30% de la ex primera dama, a pesar de las denuncias de abuso sexual.

De acuerdo al Post, si el republicano llegara a estar cerca del 52% que obtuvo Romney entre las mujeres blancas con estudios, “probablemente ganaría la elección”. Sin embargo, destaca el periódico, los datos de la encuesta demuestran que es altamente improbable que la tendencia cambie tanto en los últimos días. A pesar de que el anuncio del FBI dio un giro a favor de Trump, Clinton conserva una “ventaja estructural significativa”, destaca el Post.

Según la misma encuesta, la tendencia se mantendría en estos comicios: los hombres prefieren a los republicanos y las mujeres a los demócratas. Un 51% de los hombres respalda a Trump mientras que sólo un 40% de ellos apoya a Hillary. Por el contrario, un 52% de ellas prefieren a la ex primera dama, versus un 41% del magnate.

Sin embargo, la preferencia por Clinton entre las mujeres blancas con estudios universitarios tiene una importancia vital para ella, ya que habitualmente “se vuelcan a las urnas en mayor proporción que casi todos los demás grupos de electores, incluyendo a las mujeres con menor educación. Así, en una elección con poco entusiasmo, este segmento va a pegar más grande”, destaca The Washington Post.

La campaña de Trump está intentando llegar a este electorado cuando faltan cuatro días para las elecciones. La esposa del candidato, Melania, en una inusual aparición dio ayer un discurso en un suburbio de Filadelfia, su primera aparición desde la Convención Republicana, donde fue acusada de plagiar un discurso de la primera dama, Michelle Obama.

La hija del empresario, Ivanka, hará mítines en Detroit y New Hampshire, para hablar en suburbios donde Trump se encuentra en desventaja. Asimismo, la mujer de su hijo Eric, Lara, está viajando por Ohio en el marco del “Tour de la mujer”, acompañada de dos afroamericanos y una estrella del ex reality show que condujo el magnate, The Apprentice. A su vez, Hillary hizo campaña en Florida el martes acompañada de Alicia Machado, la ex Miss Universo de la que Trump se burló.

Imagen-LT04-EEUU

 

 

Fuente La Tercera