Netanyahu enfrenta cada vez más críticas en Israel por acuerdo de tregua con Palestina

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

El Premier hebreo es cuestionado por aceptar el pacto, ya que según sus críticos, la operación militar no trajo una solución a largo plazo al lanzamiento de cohetes desde Gaza.

El acuerdo de tregua en la Franja de Gaza le está saliendo caro al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que es criticado en su país tanto por los moderados como por quienes rechazan toda negociación con los palestinos.

El líder de la oposición laborista, Isaac Herzog, declaró a la radio israelí que Netanyahu ha perdido la confianza de la opinión pública, sobre todo de los residentes de la zona fronteriza con la Franja de Gaza. «El Ejército ganó pero el gobierno perdió», dijo el presidente del partido de orientación socialdemócrata.

También miembros de la propia coalición de gobierno criticaron a Netanyahu. La operación militar no trajo una solución a largo plazo al lanzamiento de cohetes desde Gaza, lamentaron varios ministros.

Los miembros del gabinete de ideología más a la derecha, como el ministro de Relaciones Exteriores, Avigdor Lieberman, y el de Economía, Naftali Bennett, exigían continuar con la ofensiva hasta destruir a Hamas por completo.

Según los medios, Netanyahu aprobó la tregua sin consultar con su gabinete de seguridad y existe la duda de que el cese del fuego se hubiese aprobado de tener que ser votado por el círculo interno del gobierno.

También entre la población ha caído la popularidad de Netanyahu. El diario «Haaretz» publicó hoy una encuesta según la cual sólo la mitad de los ciudadanos apoya las decisiones del primer ministro, frente al 77 por ciento de simpatías que llegó a tener durante la crisis en la Franja.

El jefe de gobierno aseguró el miércoles que la ofensiva militar fue un éxito. En los 50 días de ataques las fuerzas israelíes dieron un «duro golpe» a Hamas, subrayó en una rueda de prensa en Jerusalén.

La ofensiva iniciada el 8 de julio en la Franja de Gaza dejó 2.143 palestinos muertos y 11.100 heridos, según cifras del Ministerio de Salud local. De parte israelí murieron 64 soldados y seis civiles. El martes por la tarde entró en vigor una tregua indefinida.