Pacientes de Covid-19 ya no estarán obligados a aislarse en Inglaterra

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Inglaterra eliminará a partir de la próxima semana todas las restricciones vigentes contra el Covid-19, incluida la obligación de aislarse para los contagiados con la enfermedad.

Downing Street adelantó este anuncio que el propio jefe del Gobierno, Boris Johnson, formalizará la semana que viene, en una estrategia que ha sido criticada desde muchas voces de la comunidad científica por el riesgo de que se dispare la transmisión del virus, sobre todo considerando que una de cada 20 personas en estaba infectada la semana pasada, según la Oficina Nacional de Estadísticas.

El gobierno británico señaló en un comunicado que, gracias a la mayor comprensión del virus y a la exitosa campaña de vacunación, Inglaterra «puede pasar ahora de la intervención gubernamental a la responsabilidad individual».

«El Covid no desaparecerá repentinamente, y necesitamos aprender a vivir con este virus y seguir protegiéndonos sin restringir nuestras libertades«, dijo Johnson, según la nota.

A juicio del primer ministro, su país «ha erigido protecciones fuertes contra este virus en los últimos dos años a través de la vacunación, los test, los tratamientos y la mejor comprensión científica del virus», de manera que «estamos en posición de presentar nuestro plan para convivir con el Covid esta semana».

El Gobierno conservador recordó el «significativo peaje» que han cobrado restricciones como los confinamientos en los últimos dos años, que han perjudicado la educación de los más pequeños y la salud mental de la población.

EL NUEVO PROTOCOLO

El Ejecutivo adelantó que los sistemas de vigilancia y las medidas de contingencia se mantendrán para ser usadas si se necesitan, así como una amplia capacidad de test o de programas de vacunación para responder a nuevas variantes.

En el anuncio que hará Johnson la semana entrante -a priori el lunes-, está previsto que centre la nueva estrategia en la eliminación de todas las restricciones, la protección de los vulnerables con intervenciones farmacológicas y testvigilar la aparición de nuevas variantes y consolidar las innovaciones que ha traído la respuesta al Covid.

La oposición laborista ha recibido con escepticismo el anuncio de Johnson que pretende, en su opinión, ocultar sus problemas por las fiestas que se celebraron en Downing Street durante la pandemia.

Las autoridades regionales de Escocia, Gales e Irlanda del Norte deben decidir si siguen el ejemplo de Inglaterra y eliminan las restricciones, aunque el ministro galés de Sanidad ya ha criticado la posible medida -no confirmada aún- de que se deje de facilitar test de antígenos gratis a la población en general.