Policías enfrentan a antivacunas en los alrededores del parlamento en Nueva Zelanda

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

 

Los manifestantes lanzaron una “sustancia ardorosa” que dejó a tres agentes hospitalizados en Wellington.

 

En Oceanía se imitó una movilización que dio muestra de fuerza en Norteamérica. La policía de Nueva Zelanda debió enfrentar a los grupos antivacunas que llegaron hasta la sede del parlamento. Los manifestantes lanzaron algún tipo de gas a los agentes y tres de ellos debieron ser hospitalizados.

Las agrupaciones vinculadas a sectores de ultraderecha llevan semanas en los alrededores del congreso del país oceánico. Claro que ahora dieron un paso más allá tras lanzar este martes una “sustancia ardorosa” a los policías que los rodearon. El gobierno condenó la violencia de los atacantes.

La primera ministra Jacinda Ardern calificó de “absolutamente vergonzoso” el uso con algún tipo de ácido y otras acciones de los manifestantes. Uno de los participantes incluso quiso lanzar su vehículo hacia la línea de protección policial, pero se detuvo a centímetros de impactar a las fuerzas de seguridad.

La policía instaló bloques de cemento para fijar un perímetro a un campamento de protesta en Wellington. Los antivacunas se oponían inicialmente a las medidas sanitarias que protegen a la sociedad del covid-19, pero ahora suman reclamos contra el ejecutivo de Ardern y el Partido Laborista.

NZ Herald precisa que el movimiento antivacuna sigue las mismas líneas de los grupos que protestan en Canadá. Al reclamo contra la vacuna anticovid ahora suman mensajes de extrema derecha contra el gobierno y la prensa. El comisionado policial Richard Chambers dijo que oficiales hospitalizados “se recuperan bien”.