“Protect the Results”: La coalición que prepara más de 370 protestas si Trump no reconoce su eventual derrota

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

La agrupación, que congrega a 135 organizaciones, ya informó a los potenciales participantes que la movilización podría comenzar a las 17.00 del 4 de noviembre, el día siguiente de las elecciones en EE.UU.

 

Donald Trump y su vicepresidente, Mike Pence, se han negado repetidamente a decir si aceptarán los resultados de las elecciones. Por ello, si el mandatario republicano rechaza el veredicto de las urnas la noche del 3 de noviembre, los manifestantes en Estados Unidos ya están listos. La coalición “Protect the Results” (Protejan los resultados), que congrega a 135 organizaciones, ya ha planificado más de 370 acciones en todo el país después del día de los comicios si Trump declara su victoria cuando aún se estén contando los votos o impugna los resultados.

“Con cada tuit y su negativa a comprometerse a aceptar los resultados electorales legítimos, Trump está tratando de avivar el caos y el miedo. Es todo lo que le queda en su libro de jugadas. Pero estamos listos”, dijo Sarah Dohl, cofundadora y directora de campaña del movimiento Indivisible, que forma parte de “Protect the Results”. “En el caso de que Trump declare la victoria antes de que se cuenten todos los votos o impida el recuento legítimo de votos, nos movilizaremos en todos los rincones de este país para garantizar que los votantes tengan la última palabra en noviembre”, agregó.

Sean Eldridge, fundador y presidente de Stand Up America, otro de los grupos que forma esta coalición, también fue categórico en la defensa de los resultados de los comicios. “Donald Trump está atrás en las encuestas, está desesperado, y está tratando de intimidar y engañar en esta elección”, señaló el excandidato demócrata al Congreso en el estado de Nueva York, y uno de los líderes de la legalización del casamiento homosexual en el país.

“Lo más importante que pueden hacer los estadounidenses para proteger nuestra democracia es hacer un plan para votar temprano y ayudar a Joe Biden a ganar de manera aplastante. Pero sabemos que votar por sí solo puede no ser suficiente cuando se trata de derrotar a Donald Trump, y es por eso que estaremos listos para movilizarnos para exigir que se cuente cada voto y que los funcionarios estatales, el Congreso y el Colegio Electoral respeten el conteo final y preciso de los votos”, afirmó Eldridge.

“Protect the Results” agrupa a organizaciones que representan a “millones de miembros”, según Eldridge, sobre todo de defensa del medio ambiente, como Greenpeace o el Sierra Club, de defensa de los derechos de las mujeres o los homosexuales, y al menos una organización de republicanos anti-Trump.

Aunque aún se desconoce dónde tendrán lugar las protestas, ya se indicó a los potenciales participantes que la movilización podría comenzar a las 17.00 del 4 de noviembre, el día siguiente de las elecciones, según consignó France Presse. “Nunca me imaginé que tendría que hacer un trabajo de este tipo. Pero debemos tomarle la palabra (a Trump) cuando dice que podría no aceptar los resultados”, porque “todo lo que ha hecho desde hace tres años y medio muestra su falta de respeto total por las normas democráticas”, afirmó Eldridge, citado por la agencia. “Esperamos que todo salga bien, pero debemos estar preparados para lo peor”, dijo.

Ryan Thomas, de Stand Up America, comentó a La Tercera que una encuesta reciente de Navigator Research encontró que los estadounidenses mayoritariamente también están preocupados de que el presidente rompa las normas democráticas. Según este estudio, un 64% de los consultados manifestó su temor de que Trump no acepte los resultados de las elecciones si pierde y otro 60% cree que el mandatario intentará que las boletas por correo sean desechadas en la corte.

En medio de este escenario, CNN informó ayer que dos de las agencias de inmigración del Departamento de Seguridad Nacional se están preparando para la posibilidad de más disturbios civiles en medio de una elección polémica, según los funcionarios, como parte de un esfuerzo concertado de las autoridades federales y locales para prepararse para protestas a gran escala.