Rusia responde duramente a sanciones de EEUU por supuesta injerencia en la última elección

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Rusia anunció medidas para reducir la presencia diplomática estadounidense en su territorio en respuesta a las nuevas sanciones adoptadas por el Congreso en Washington por su presunta injerencia en las elecciones que llevaron a Donald Trump a la Casa Blanca.

El Senado adoptó el jueves casi por unanimidad -98 votos frente a 2- un proyecto de ley de sanciones denunciado por Moscú pero también criticado por la Unión Europea, ya que podría afectar a sus empresas.

Aunque corresponde al presidente Trump aprobar o rechazar las duras sanciones contra Moscú, el Ministerio ruso de Relaciones Exteriores no esperó para adoptar medidas de represalia.

Moscú ordenó a Washington reducir a partir del 1 de septiembre su personal diplomático en Rusia a 455 efectivos, e impidió la utilización por parte de la legación norteamericana de una residencia en la periferia de la capital rusa y de varios almacenes.

Con esa reducción, el número de representantes estadounidenses estará al mismo nivel que el de representantes rusos en Estados Unidos, precisó el ministerio, que se “reserva el derecho” de adoptar nuevas medidas.

El embajador estadounidense en Moscú, John Tefft, “expresó su gran decepción y protestó” por estas medidas, indicó a la AFP una portavoz de la delegación estadounidense.

La vocera no quiso precisar el número de diplomáticos y personal de servicio estadounidense que hay en Rusia en la actualidad.

Según una fuente anónima citada por la agencia rusa Interfax, la reducción de personal afectará a varios cientos de personas.

“Los últimos acontecimientos muestran que la rusofobia y la búsqueda de confrontación están muy arraigadas en ciertos círculos” en Estados Unidos, consideró la cancillería rusa.

Los legisladores estadounidenses buscan responder a la campaña de desinformación y pirateo de los que acusan a Moscú durante las elecciones presidenciales del año pasado. También reaccionan a la anexión de Crimea y las injerencias rusas en Ucrania.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, celebró el voto en el Senado que, en su opinión, supone un respaldo frente al “agresor” ruso.

El texto también sanciona a Irán y Corea del Norte, lo que llevó a Pekín a advertir que China se opondrá “decididamente” a cualquier medida que ataque “sus intereses”.