“Explícale a los niños”: sale a la luz impactante carta de trabajador que se suicidó en fábrica de Fruna

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Tras conocerse este hecho, tanto la empresa como uno de sus rostros más visibles, Nicolás Santiesteban –heredero de la fábrica y autodenominado “El Willy Wonka chileno”-, desestimaron que la muerte de Rolando Venegas haya tenido que ver exclusivamente con la situación de hostigamiento laboral que denuncian diferentes trabajadores

 

“Mi vida, me cancé de esta fábrica por no valoreme mi trabajo. Lucha por tu derecho perdona esta decisión por favor. Toda la culpa la tiene don: José Luis Flores y Juan Gonzalez. Toda las cosas que pasaron en esta sección de molino. Mi vida la plata esta en el velador esplicale a mis hijos los quiero muchos mi vida perdóname por esta dicicion. Te quiero mucho”.

Este es el contenido de la carta que Rolando Venegas dejó a su pareja Marisol Muñoz antes de quitarse la vida en la fábrica de confites Fruna, según publica hoy The Clinic.

Según un reportaje anterior, la decisión de Venegas habría sido provocada por el constante acoso laboral que sufría al interior de la empresa, situación a la que hace mención precisamente en su carta, al identificar a José Luis Flores y Juan González.

José Luis Flores era conocido entre funcionarios como “el perro”, y es sindicado por Marisol como el principal hostigador de Rolando. “Constantemente lo humillaba gritándole delante de todos, le decía que era ignorante, que sólo tenía cuarto medio. Y claro, en cosas de escritura Rolando posiblemente pudo haber sido ignorante, pero él tenía inteligencia para lo que hacía, incluso entregó un proyecto que hizo mejorar la sección del molino por años”, asegura el reportaje.

Lamentablemente esta no fue la única muerte ocurrida en la fábrica alimentos. Según consigna un informe de la Dirección del Trabajo (DT), ya en 2014 Fruna debió pagar una multa por la muerte de un trabajador.

Beatriz Maldonado, presidenta del Sindicato de Trabajadores Nª3 de Fruna, aseguró a The Clinic que desde junio a la fecha se han presentado otras denuncias por malas condiciones ante la Inspección del Trabajo Metropolitana Poniente.

“Aunque al comienzo se tomaron medidas y se conversó con ciertos trabajadores, la empresa volvió a ser la misma. Ellos estaban conscientes de todas estas situaciones, y de que el acoso laboral hacia la gente existe, nosotras lo vivimos”, sostiene.

En tanto que las reacciones no se hicieron esperar en varias redes sociales donde algunas personas invitan a los usuario y consumidores, comerciantes a no comprar nunca más productos de la fabrica nacional, ya que denuncian que hechos similares se viven en las sucursales que la misma tiene en algunas ciudades del país, donde inclusive el trato es lo peor para los propios comerciantes.

 

Dinamo.