Iglesia entrega documento para abrir diálogo por sistema de pensiones.

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Dentro de las cinco medidas, la Iglesia pidó “más Solidaridad en el Sistema de Pensiones”, agregando que este principio “nos debe mover como sociedad a hacernos verdaderamente responsables de todos, en especial de nuestros adultos mayores”.

El Cardenal de Santiago, Ricardo Ezzati, dio a conocer este domingo cinco propuestas para fomentar el diálogo en materia de pensiones que estaban contenidas en una cartilla elaborada por la Vicaría de Pastoral Social Caritas.

“Nuestra voz como Iglesia en esta materia no es dictar soluciones técnicas eso le corresponde a los políticos, a los que guían el país en el ámbito de la vida social (…) Las pensiones son un derecho que debe responder a la dignidad de los adultos mayores. Este es un tema ético donde mujeres y hombres han dado su vida por la familia y por el bien común”, dijo el arzobispo en una misa conmemorativa por el Día del Trabajo en la parroquia del Sagrado Corazón.

Al finalizar la eucaristía el cardenal Ezzati les entregó a las autoridades presentes la cartilla que contenías las 5 propuestas.

Dentro de las medidas, la Iglesia pidó “más Solidaridad en el Sistema de Pensiones”, agregando que este principio “nos debe mover como sociedad a hacernos verdaderamente responsables de todos, en especial de nuestros adultos mayores”.

Además, la institución eclesiástica afirmó que “la pensión es un derecho que debe responder a la dignidad de nuestros adultos mayores”, añadiendo que “las bajas pensiones que están recibiendo los adultos mayores, está afectando sus condiciones de vida y, con ellos, su dignidad”.

Asimismo, el documento hizo una crítica a las ganancias obtenidas por las AFP, asegurando que “existe una creciente deslegitimación del actual sistema de pensiones, el cual, por un lado, no está entregando las pensiones esperadas y, por otro lado, se observa como un negocio muy rentable para las administradoras”.

“Para la Iglesia de Santiago la propiedad privada debe siempre estar subordinada al principio del destino universal de los bienes, es decir, no debe convertirse en una fuente de in equidad ni menos de injusticia, de lo contrario afectará a la cohesión social”, remarca el documento.

En este sentido, la Iglesia efectúo un llamado al Estado como promotor del bien común respecto del tema y pidió una mayor participación ciudadana respecto a este tema con el objetivo que las personas “tomen un rol activo en relación a sus pensiones”.

Al respecto la ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, quien recibió el documento, indicó que “ agradecemos enormemente la propuesta, el aporte que hace la Iglesia Católica al debate sobre las pensiones que suponen imperativos éticos que debemos cambiarle las condiciones de vida a nuestros adultos mayores, que sus pensiones sean más dignas. Esto enriquece el debate y lo que nosotros queremos entregarle a los chilenos”.

Fuente: Lanacion.cl