Ministro Cerda insiste: La PGU está financiada, pero estamos disponibles a buscar toda posibilidad de acuerdo

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

El ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, insistió que la Pensión Garantiza Universal está financiada, pese a los reparos que ha recibido desde el Congreso e incluso por el Consejo Fiscal Autónomo, pero también reiteró la disposición del Ejecutivo a conversar y buscar «todas las fórmulas posibles» que permitan que la ley sea despachada este mes de enero.

El proyecto que crea la PGU fue aprobado en la Cámara de Diputadas y Diputados la semana pasada, en primer trámite, sin votos en contra; y ayer fue el turno de la iniciativa que elimina o reduce exenciones tributarias, a fin de recaudar platas para solventar el aporte previsional de 185.000 pesos para todos los mayores de 65 años que pertenezcan al 90% más vulnerable de Chile. Tras esos visados, sin rechazos, ambas propuestas paralelas ahora deben ser debatidas en el Senado.

No obstante, y a pesar de que recibió el visto bueno en la Cámara Baja, los cuestionamientos se han centrado en el texto sobre las exenciones tributarias, por una eventual insuficiencia para solventar la PGU a largo plazo.

Al respecto, en El Diario de Cooperativa Cerda afirmó que «la PGU está financiada, y sólo debemos desbloquear los temas técnicos», remarcando que «planteamos un esquema de financiamiento que nos parece adecuado y el correcto, pero también hemos dicho que, si es necesario conversar y ver qué mejorar, lo vamos a hacer y con urgencia».

«Hemos planteado una fórmula de tres aspectos: las exenciones tributarias, que entregan financiamiento de 0,35 puntos del PIB, otro son las provisiones que están en el Tesoro Público para este año y también hacia adelante, que entregan 0,5, y además 0,1 puntos que vienen del Fondo de Reserva de Pensiones«, detalló.

En cuanto a las provisiones, el jefe de la billetera fiscal apuntó que «están en el Presupuesto y en el programa financiero que, por lo menos, está hasta el 2026, según la obligación legal, pero no quiere decir que no esté el financiamiento para después del 2026».

En términos generales, en el informe financiero de la Pensión «hemos hecho proyecciones a 30 años, nos han solicitado que vayamos a 50 años, estamos trabajando en eso y lo vamos a presentar en el Senado; pero ahí estamos hablando de problemas técnicos, y tenemos que solucionarlos, para eso estamos la clase política», complementó, puntualizando que «el punto es separar la decisión política de avanzar con esto y cómo solucionamos, que es la parte más técnica».

«Pero si para poder avanzar lo rápido posible tenemos que conversar otras fórmulas, estamos disponibles (…) como Gobierno no vamos a ser obtusos, sino que vamos a buscar todas las posibilidades de acuerdo con quienes sea necesario (…) no nos cerramos a alguna cosa, no hay nada vedado», se comprometió Cerda.

PREOCUPACIÓN POR «INCONSTITUCIONAL» IMPUESTO A SÚPER RICOS

El proyecto sobre exenciones fue aprobado con una indicación ingresada por diputados que agrega un impuesto anual sobre el patrimonio de las personas naturales con domicilio o residencia en Chile que superen los cinco millones de dólares o su equivalente en pesos al 31 de diciembre de cada año calendario.

Cerda recriminó que «estamos conversando con distintas personas y había muchas fórmulas, y no había aparecido» como alternativa este impuesto a los «súper ricos», que termina siendo incorporado «de forma inconstitucional» pues las iniciativas tributarias son facultad exclusiva del Presidente de la República.

De hecho, el ministro de Hacienda hizo reserva de constitucionalidad tras la votación en la Cámara Baja. «Ir al Tribunal Constitucional es una herramienta constitucional, pero sí tenemos todavía la opción de seguir conversando y llegar a acuerdo en la etapa que viene, en el Senado», comentó al respecto.

El tema de fondo, sobre este punto en particular, es que «nos preocupa el procedimiento (…) debemos tener reglas del juego claras (…) y cuando ocurren estas cosas al final del día es como que no tenemos reglas, y debemos velar por que las reglas se sigan cumpliendo», sostuvo. Y además «tenemos serias dudas de cuánto recauda«, agregó.

De todos modos, garantizó que seguirá dialogando. Incluso también «estamos conversando con la oficina del Presidente electo (Gabriel Boric), es una buena señal que haya acuerdo con el Gobierno entrante».

Asimismo, en el Congreso «veo buen ánimo y esperamos ojalá que se despache durante enero para pagar en febrero», sentenció