Sabag explica por qué retiró proyecto sobre insultos: «La idea no era amenazar la libertad de expresión»

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

El diputado DC Jorge Sabag dice no recordar cuantos «memes» con su rostro ha visto en las últimas horas. Esto luego de que se conociera el proyecto de ley que presentó para sancionar insultos a las autoridades.

La moción parlamentaria proponía penas de reclusión menor y multas a quienes «realicen amenazas o profieran insultos contra la autoridad por medio de plataformas electrónicas, ya sea de forma textual o gráfica, considerándose como agravante que no lo hagan con su verdadera identidad o que intenten obstaculizar la identificación del computador desde el cual se difunde el mensaje».

La frase del proyecto fue rápidamente leída por los tuiteros como un intento por sancionar los «memes», imágenes gráficas con las que se suele bromear hechos de la contingencia, incluidos los de carácter político.

Luego que se conociera la decisión del parlamentario de retirar el proyecto, Sabag explicó a La Tercera los alcances de la frustrada iniciativa legal.

«Lo retiro porque creo que ha habido una sobrerreacción y la idea no era una amenaza a la libertad de expresión. El espíritu del proyecto salió a raíz del escupo que sufrió la presidenta Bachelet el año pasado, y amenazas que reciben fiscales, y me parece que eso no podía quedar impune», dijo.

-Usted dijo a radio Sonar que no se había fijado bien en lo que habían redactado «sus asesores». ¿Cómo eso?

Lo leí muy al pasar, no pensé que la interpretación que se iba a dar era esa. Yo me refería a que una persona a través de las redes pudiera amenazar, pero lamentablemente este proyecto lo redactan mis asesores y no lo leí bien. El proyecto leído en frio da para mucho y pudiera amenazar la libertad de expresión.

-Pero, ¿no es responsabilidad de los parlamentarios leer acuciosamente los proyectos que presentan?

Los proyectos de ley están a la libre interpretación. Es como un hijo. Uno engendra un hijo y el hijo tiene vida propia, es autónomo. A través de las redes sociales se le ha dado esa interpretación. Pido disculpas si ofendí a alguien, pero la idea original era proteger la dignidad de las autoridades.

-Usted dice que fue un error la redacción del proyecto, no así los fines. ¿Piensa Reformularlo?

Voy a estudiar la posibilidad de que se puede acotar a los casos de los jueces y de los fiscales y el presidente de la republica. No es bueno para la democracia insultar a un juez. El tema es complejo. Por eso he decidido retirar el proyecto.

-Pero el nuevo proyecto contendrá sanciones para quienes insulten a estas tres autoridades a través de las redes sociales.

No voy a volver a presentar otro. El poder legislativo hace una ley que es genérica…Iba a estudiarla, pero no voy a presentarla, porque he llegado a la convicción de que es el poder judicial el que debe resolver eso.

Yo entiendo la reacción de la gente, pido disculpas si he ofendido a alguien. El espíritu jamás ha estado en atentar contra la libertad de la expresión, sino que proteger la figura de la Presidenta de la República.