Alto del Carmen, un tesoro escondido en Atacama.

COMPARTE ESTA NOTICIA EN:

Dentro del hermoso Valle del Huasco, hay una comuna que destaca por su belleza y tranquilidad. Cuna de piscos y de pajarete, de impactantes formaciones geológicas, de antiguas tradiciones locales y de unos helados hechos con nieve de la cordillera. Alto del Carmen demuestra por qué es un imperdible dentro de la región.

 

¿Estás planeando tus próximas vacaciones? ¿O quizás buscando un lugar ideal para un fin de semana entretenido y en familia? Muy cerca de ti, y a sólo 45 minutos de Vallenar, se encuentra Alto del Carmen, un lugar que encanta con sus hermosos valles y ríos, sus pueblitos que conservan las tradiciones locales y entretenidos paseos conectados con la naturaleza y la cultura.

Alto del Carmen está cada vez más presente en la ruta de los viajeros y tiene muchas razones para estar. Y aprovechando que está a muy pocos kilómetros de distancia, te aconsejamos cinco actividades que no puedes dejar de hacer si visitas esta zona.

Tierra de piscos y del famoso pajarete

El pajarete fue el primer vino chileno con denominación de origen. Es un vino naturalmente dulce y que tiene sello de origen tanto en Atacama como en Coquimbo. En San Félix, una localidad dentro de Alto del Carmen, es producido por la gente de la cooperativa Glaciares del Alto, quienes además disponen de un museo para repasar la historia de este tradicional vino. Por otra parte, existen viñas de pisco donde se embotellan los famosos Piscos Horcón Quemado y Bou Barroeta, además de Armidita, en San Félix, donde además de pisco producen el pajarete de la misma marca.

Tomar helado de nieve en El Tránsito

Las recurrentes altas temperaturas de la zona se pueden paliar de una forma muy curiosa en el poblado de El Tránsito. La responsable de esta creación es la señora Susana Castillo junto a su hija Nicaren Pallauta. Se trata de una tradición ancestral, cuando se iba a la cordillera con burros para extraer el hielo que se usa para la fabricación de este helado artesanal con sabor a canela.

Ordeñar cabras en Tambo, Huasco Alto.

Para los amantes de la naturaleza y las nuevas experiencias, se puede conocer la casa de Alejandra Araya, quien te enseñará a ordeñar a sus cabras, para luego degustar las mermeladas y quesos que ella fabrica junto a su familia de forma artesanal. Ofrece también hospedaje, donde podrás disfrutar de ricos huevos de campo y desayuno con los productos que cosechan en su patio.

Conocer Quebrada de Pinte y su herencia arqueológica

En esta localidad se han encontrado vestigios de asentamientos atribuidos a la cultura Las Ánimas, correspondiente a una fase temprana de la cultura Diaguita chilena, por lo que se construyó un museo arqueológico en el pueblo. No tiene monto fijo para el ingreso, pero se sugiere un aporte voluntario. Además, la zona cuenta con formaciones geológicas correspondientes al periodo jurásico, donde se han encontrado fósiles marinos. El pueblito de Pinte se caracteriza por sus pintorescas construcciones que datan de la época de la colonia.

Cicletada por los alrededores

A pesar de su tranquila naturaleza, los amantes de las actividades al aire libre también podrán tener su momento de aventura. La compañía Indian Valley Explorers ofrece, además de trekkings, entretenidos paseos en Mountainbike, con recorridos de medio día que pasan por los cerros de colores, por el pueblo y los diferentes pueblos y paisajes del lugar.